27 C
Buenos Aires
HomePolíticaAmplia demostración de fuerzas de La Cámpora, con reclamos para Alberto Fernández

Amplia demostración de fuerzas de La Cámpora, con reclamos para Alberto Fernández

La larga marcha por el Día de la Memoria que organizó La Cámpora -y convocó a cerca de 70 mil militantes que caminaron desde las 11 de la mañana hasta las 6 de la tarde los 14 kilómetros que separan la ex ESMA de la Plaza de Mayo- fue mucho más que una demostración de fuerza al interior del Frente de Todos.

En la cúpula de la organización que lidera Máximo Kirchner le reclaman al presidente Alberto Fernández acciones concretas para detener la espiral inflacionaria y que convoque a una mesa política con todos los socios del oficialismo.

Con la excepción de la portavoz presidencial Gabriela Cerruti, que se sumó al final y del asesor Ricardo Forster -dos ex cristinistas ahora alineados con el Presidente- no hubo en la movilización otro referente político del mandatario. El Movimiento Evita -enfrentado con La Cámpora- marchó más temprano a Plaza de Mayo y Fernández encabezó su propio acto, a puertas cerradas en el ministerio de Ciencia.

La estrategia del cristinismo cambió. Si después de la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque del FdT en Diputados, Wado de Pedro apostó a alinearse con el Presidente y no dudó en apoyar el acuerdo con el FMI y Andrés Larroque jugó al equilibrio entre las dos posturas, ahora desde todos los sectores de La Cámpora plantean las mismas exigencias.

Las cartas están arriba de la mesa. Pretenden que Fernández apure la reconfiguración de una mesa política que exprese a todos los sectores del oficialismo, tal como la que funcionó de manera intermitentemente hasta la derrota en las PASO. “Esa mesa serviría para ordenar la política y la gestión, son dos cuestiones que se retroalimentan”, dicen en la intimidad importantes dirigentes camporistas. Hasta señalan que el ordenamiento de JxC es un ejemplo en ese sentido.

Más que gestos de unidad, reclaman acciones rápidas y contundentes del Ejecutivo. Sostienen que la hoja de ruta ya la exteriorizó la vicepresidenta en diciembre de 2020, en el Estadio Unico de La Plata. “Hay que alinear los salarios y jubilaciones con los precios de los alimentos y las tarifas”, dijo entonces la vicepresidenta. En La Cámpora creen que Fernández nunca tomó nota y apuntan contra el ministro de Economía Martín Guzmán. “Tiene razón, él es el Presidente, pero tiene que arrancar”, reclaman .

Toda la movilización giró en torno a Máximo Kirchner. “El Gobierno tiene que ser con la gente adentro”, sentenció el hijo de la vicepresidenta en una entrevista transmitida en vivo por YouTube desde el piso superior de un motorhome que fue al frente de la movilización. Fuera de micrófono, las consignas fueron todavía más duras y explícitas.

Apuntan que la única estrategia política del Presidente en una coyuntura dramática por el alza de precios es victimizarse y forzar a Cristina Kirchner a romper con el Gobierno. Nadie cree en los pedidos de aplausos de Fernández para la ex presidenta. “Es un pillo y un cínico”, acusó un dirigente de vínculo directo con la vicepresidenta.

Ninguno de los referentes de La Cámpora que ocupan lugares estratégicos en el Ejecutivo piensa en renunciar. En la movilización todos dijeron presente: desde el ministro del Interior hasta la directora ejecutiva del PAMI, Luana Volnovich. “No nos vamos a ir”, reiteran. Los sueños de reelección del Presidente irritan a sus aliados.

Los dirigentes de La Cámpora admiten que están en una encerrona más que compleja, porque quedan pegados a un gobierno que no funciona y a un Presidente que se autonomizó después de la victoria en las PASO de 2019 y que permitió la remontada de Mauricio Macri, un detalle que costó varias intendencias y escaños en el Congreso. “El Presidente estaba en un espacio político que sacó el 4%”, recordó Larroque en una entrevista con Radio Con Vos.

Los militantes y dirigentes de La Cámpora no estuvieron solos. También se movilizaron una decena de intendentes peronistas del Conurbano. “Acá está el peronismo territorial de la Provincia. Tienen que tomar nota”, señaló un dirigente camporista. El martes por la noche varios jefes comunales hicieron oír su voz.

En la coalición oficialista son cada vez son cada vez más quienes piden una mesa política; desde Sergio Massa a ministros que se referencian en Fernández, como Juan Zabaleta. El Presidente, por ahora, la posterga. El canciller Santiago Cafiero se reunió el miércoles con la senadora camporista Anabel Fernández Sagasti. Hasta el momento fue nada más que una foto.

Las advertencias de La Cámpora no son solo para el Presidente. Sostienen que Axel Kicillof también deberá tomar partido. El gobernador, que caminó varios kilómetros cerca de Kirchner, pareció tomar nota. Compartió un acto con Hebe de Bonafini en la sede de Madres de Plaza de Mayo y fue categórico. “No (llegamos al Gobierno) para no molestar, es para darle de comer a la gente, para dar trabajo, para fomentar la industria. Al que no le interese pelearse con nadie, que sepa que no lo necesitamos”, sentenció el mandatario provincial.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS