28.3 C
Buenos Aires
HomeEconomíaAudiencia por el costo de la electricidad: Edenor y Edesur dicen que...

Audiencia por el costo de la electricidad: Edenor y Edesur dicen que sin una suba de tarifas se quedarán sin caja

Las distribuidoras eléctricas de Buenos Aires (Edesur y Edenor) plantearon que no tuvieron beneficios en las subas de tarifas que se dieron entre 2016 y 2019. A la vez, indicaron que -desde 2019-, tuvieron una recomposición del 20,8%, mientras que la inflación mayorista de ese período fue del 225%.

En caso que no haya una recomposición tarifaria, las empresas advierten que están al borde de caer en incumplimientos, y que no podrían pagar ni la luz que tienen que entregarle a sus clientes. De hecho, ya están adeudándole esos pagos a Cammesa, la administradora mayorista del sistema eléctrico.

El Gobierno planea un aumento del 20% para todos los clientes de Buenos Aires y el conurbano. Una parte de ese incremento será para las distribuidoras. Otra parte, para reducir los susbisidos a los precios de la electricidad. Esa porción es dinero que las distribuidoras ven pasar pero no pueden tocar. La suba será desde marzo.

“De no existir cambios respecto de la situación tarifaria actual, Edenor va a mantener las inversiones, la provisión del servicio y la cobertura de los gastos operativos pero los ingresos de la compañía no alcanzarán para cubrir todos sus otros compromisos, como por ejemplo, las compras de energía”, advirtió Federico Méndez, de Edenor. 

“La tarifa no es causante de la inflación. En tres años, subió 9%, mientras la carne subió un 300%. Este desbalance no se puede sostener en el tiempo. Si el Estado decide otra modalidad, debe compensar a las distribuidoras en forma adecuada”, destacó Mendez.

El precio de la electricidad es el componente más caro de las boletas, y es el que subsidia el Gobierno nacional. Entre 2016 y 2019 hubo sucesivos aumentos en las boletas, para que los clientes paguen mayor parte del costo eléctrico y haya menos subsidios. Ahora, el Estado subsidia ahora dos de cada tres pesos de lo que cuesta la electricidad, o algo más. En 2019, subsidiaba uno de cada tres pesos.

Los subsidios energéticos llegaron a US$ 11.000 millones en 2021. Más de US$ 7.000 millones fueron directamente a la electricidad. El FMI reclama que la Argentina destine menos dinero a ese concepto, como parte de un entendimiento con el país.

“Edesur tiene la tarifa más baja en Argentina y de Latinoamérica”, señaló Jorge Lemos, director de Edesur.”Los ingresos deben ser suficientes y oportunos para cubrir los costos operativos, de capital e impuestos ya sea provenientes de tarifas y/o subsidios”, marcó.

“Es necesario aplicar todas las herramientas que otorga la ley de Presupuesto y otras regulaciones para resolver los efectos del congelamiento tarifario“, indicó.

El Gobierno estima cobrarle un mayor costo de la electricidad a los clientes que puedan pagarlo. Será a través de la segmentación tarifaria. Hay un 10% de la población del AMBA que estaría en condiciones de afrontar el precio de la electricidad. Tendrán aumentos de entre 120% y 150%. La secretaría de Energía debe ordenar eso, en una audiencia aparte de la celebrada hoy.

“Entre lo que perdimos en 2020, lo que perdimos en 2021 y la deuda con Cammesa (por no poder pagarle la electricidad), en Edenor hemos dejado de percibir ingresos por $ 85.200 millones”,  dijeron en la distribuidora  comprada por Daniel Vila y José Luis Manzano.

“La mayoría de los incrementos tarifarios de los últimos años no han dado beneficio a Edenor y tuvieron como destino principal la reducción de subsidios por parte del Estado Nacional para cubrir el mayor costo de generación”, manifestó Edenor.

En 2015, Edenor destinaba un 35% del total de los ingresos a cubrir el costo de la energía eléctrica, los impuestos y el transporte de alta tensión. En la actualidad, representa un 73% del total de los ingresos que percibe. Edesur maneje números similares.

Para 2022, Edenor advierte que necesita $ 4.800 millones de ingresos “mínimos” adicionales para poder afrontar ese gasto, los que deberían llegar a través de una suba de tarifas. Eso no le dejaría ningún margen de utilidades a la firma, pero podría ser un puente hacia una renegociación tarifaria más integral para 2023.

Ni Edenor ni Edesur reciben subsidios del Estado, ya que éstos están dirigidos a los usuarios en el subsidio a los costos eléctricos.

Edesur también está bajo fuego por su seguidilla de cortes. La ofensiva de sectores kirchneristas por pedir su estatización se recrudeció en la audiencia (ver aparte). En el Gobierno nacional no están decididos aún en ir hacia esa dirección, según fuentes oficiales.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS