24.9 C
Buenos Aires
HomeSociedadCondenaron al femicida que mató a su pareja en las primeras horas...

Condenaron al femicida que mató a su pareja en las primeras horas de la cuarentena y dejó el cuerpo junto a una ruta

Menos de media hora le tomó este miércoles a un jurado popular declarar culpable a Gregorio Raúl Costa (50) del femicidio de su pareja Susana Melo (51). El crimen ocurrió entre la noche del 20 y la madrugada del 21 de marzo de 2020, cuando el país ingresaba en la cuarentena estricta a raíz de la pandemia de coronavirus.

En pleno aislamiento, un par de días después de su desaparición, el cuerpo semidesnudo de Melo fue hallado con un balazo en la cabeza en un camino vecinal. Había sido dejado allí, a metros del kilómetro 7 de la ruta nacional 252 que conduce a la localidad portuaria de Ingeniero White donde vivía la pareja.

Para los investigadores, encabezados por el fiscal de Homicidios Jorge Viego, fue Costa quien le disparó dentro de la vivienda de Daniel Solier al 4000 y luego trasladó el cuerpo al descampado. Cuando aún no había sido encontrado, el hombre le dijo a una vecina que él la había matado.

Susana Melo., en uno de los afiches elaborado por sus hijas para pedir justicia.

“Me mandé una cagada. Maté a Susana, pero tengo como coartada que estuve con vos”, amenazó Costa a una amiga de su pareja. Así quedó ratificado en el juicio, por la declaración de una testigo que posibilitó la captura del hombre, horas después del hecho.

El arma con la que se cometió el femicidio nunca fue hallada. Sin embargo, en el domicilio de Costa, la Policía Científica encontró una vaina de calibre 32. También había ropa interior femenina y un pantalón corto de mujer, ambos enrollados, según destacó un efectivo de esa repartición.

En el debate, que se inició el lunes en los tribunales de Bahía Blanca, las hijas de Melo relataron que su madre era maltratada por Costa, a quien definieron como una “persona violenta”. Semanas antes del crimen, la mujer había sido internada, a raíz de los golpes que sufrió.

Rosana Melo, una de las hijas de la víctima, celebró el fallo del jurado popular.

Rosana, unas de sus hijas, reveló que su cumpleaños, el 25 de enero, lo había pasado en el hospital, cuidando a su madre, luego ser atacada por Costa. Había acudido antes a la comisaría de la Mujer, a revelar lo sucedido.

“No se animaba a denunciarlo, porque le tenía mucho miedo”, explicó la hija sobre la actitud de su mamá.  Así, ante la falta de denuncia por parte de la víctima, el caso no avanzó. 

Tras el fallo condenatorio, Rosana agradeció al apoyo recibido desde entidades civiles, pero cargó contra el Poder Judicial. “Las que sufran violencia, denuncien, que no están solas. No lo estuvimos nosotras, porque muchas organizaciones nos acompañaron. No puedo decir lo mismo del Estado”, dijo entre llantos y abrazada permanentemente a sus hermanas.

“No sean una más como mi mamá y que les tomen lo que digan cuando van a denunciar”, recomendó. “No podemos llegar a estos juicios pensando que fue un hecho aislado y que no se puede hacer nada si no hay denuncia”, remarcó por su parte la abogada Fernanda Petersen.

La abogada Fernanda Petersen, dialoga con el fiscal durante el juicio por el femicidio de Susana Melo.

“Salvo el Ministerio Público Fiscal que estuvo impecable durante la investigación, nadie más del Estado se acercó a la familia”, dijo la letrada de las hijas de Melo. “Hoy es el primer acto de reparación que reciben ellas de parte del Estado”, resaltó.

“De esto hablamos cuando decimos que el Estado es responsable y no brinda las herramientas adecuadas. Deben tomar una postura al respecto con políticas públicas.  Sean claros y dígannos si el tema no les interesa para hacernos cargo”, lanzó la abogada, de reconocida militancia feminista.

“Era imposible otra decisión”, añadió en referencia al fallo unánime que lograron los 12 jurados y que habilita la posibilidad de que Costa sea condenado a prisión perpetua. La pena se definirá tras una audiencia de cesura a la que deberá convocar en los próximos días la jueza técnica del caso Daniela Castaño.

El abogado defensor Gustavo Avellaneda alegó que no se pudo acreditar la autoría material del crimen y pidió la absolución de su cliente.  En sus últimas palabras, Costa había negado ser el femicida.  Dijo que Melo era “muy celosa” y describió como “tóxica” a la relación de seis años que ambos tenían. 

“Fueron dos días muy difíciles, de querer dejarla a ella como la mala”, remarcó Rosana sobre los dichos de Costa y otras pruebas aportadas por la defensa. “Todo White sabe que él es una persona muy violenta. Teníamos mucho miedo de que saliera y nos pusiera en peligro a nosotras también”, admitió.

A lo largo de las dos audiencias, se difundieron audios que, según la abogada Petersen, fueron clave para vincular a Costa con el femicidio. Rosana destacó uno de ellos. “Vos me vas a pegar un tiro en la cabeza, pero mis hijas van a hacer justicia”, reveló que su madre le habí advertido a la pareja. 

“Lo logramos, casi dos años después. Se va a pudrir en la cárcel. No tienen idea de la alegría que tenemos”, dijo Rosana, con lágrimas en los ojos y aferrada a otra de sus hermanas, de las que no se separó ni un momento tras el veredicto del jurado.

Bahía Blanca. Corresponsalía.

En los últimos diez años en Argentina hay un promedio de un femicidio cada 30 horas. Según el último informe de la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, durante 2020 se registraron 287 víctimas letales: 251 de femicidio directo y 36 de femicidio vinculado. La mayoría de los asesinatos ocurren en las casas de las víctimas y son cometidos por parejas o ex. Ante una duda o una urgencia, llamar al 144.

Dónde llamar

Línea 144

Atención para mujeres en situación de violencia.

Línea 137

Atención a Víctimas de Violencia Familiar.

911 Emergencias

DD

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS