21.3 C
Buenos Aires
HomePolíticaPorqué los iraníes con pedido de captura por la AMIA viajan por...

Porqué los iraníes con pedido de captura por la AMIA viajan por el mundo sin ser detenidos

Este miércoles al mediodía el ex titular de la Unidad de Información Financiera de Argentina, Mariano Federici tuiteó: “Al día de hoy, Mohsen Rezai, terrorista iraní acusado del ataque contra nuestra Nación, sigue en Managua. Nueva oportunidad para el gobierno argentino de recordarle a Nicaragua la alerta roja que pesa sobre él y exigirle cooperación con la justicia argentina  deteniéndolo y extraditándolo”.

A las 20 horas del miércoles el avión de la delegación persa seguía en la capital nicaragüense según muy altas fuentes diplomáticas mientras la prensa iraní reportaba de manera extensa la visita de Rezai a Nicaragua para “fortalecer la cooperación, especialmente en petróleo y otras industrias energéticas” -describía- en un esquema similar al que Irán ya tiene con Venezuela.  

El diario Tehran Times describió la visita del vicepresidente de Asuntos Económicos de Irán a Nicaragua como “Un cachetazo en la cara de los Estados Unidos”. Por cierto, ha trascendido que la llamada Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América -que integran la Comunidad de Estados de Latinoamérica y Caribe (Celac) que desde el viernes pasado preside por un año Alberto Fernández.

¿Pero por qué, habiendo pedidos de captura internacional para cinco iraníes acusados de ser autores intelectuales de la voladura a la AMIA -otros tres, de los cuales dos murieron tenían pedidos de detención y extradición sin alertas- viajan por el mundo sin que se los detenga?

Este diario hizo una consulta con varios expertos en temas de terrorismo, los que coincidieron en afirmar que en primer lugar estos prófugos de la justicia argentina, no viajan a cualquier país sino a los que les dan protección. Viajan con pasaporte oficial o diplomático, y son figuras con poder en la República Islámica de Irán. De hecho hasta fueron candidatos a presidente como el propio Rezai.

El viaje de Mohsen Rezai a Nicaragua es un ejemplo pero no es el único. Con 67 años es un alto jerarca al igual que el general Ahmad Vahidi, otro de los acusados por el atentado a la AMIA y con pedido de captura internacional, que es hoy ministro del Interior del presidente Ibrahim Raisi. 

En 2011, los viajes de Vahidi a Venezuela y Bolivia que establecieron los primeros lazos militares entre los bolivarianos y los iraníes, saltaron a la prensa. Los amigos de Argentina recibían a los acusados por actos de terrorismo en Argentina y con pedidos de captura internacional que Interpol no cumplió. Nicaragua ahora también se presume amiga de la administración Fernández-Fernández. En ese momento el gobierno de Evo Morales lo resolvió con un pedido de disculpas a Cristina Kirchner y con la información de que lo habían “echado” de Bolivia.

En 2018, el ex canciller de Irán Alí Akbar Velayati, con un pedido de detención de Argentina por el atentado a la AMIA pero sin pedido de captura internacional, fue recibido afectuosamente en Rusia por Vladimir Putin. Negociaban asuntos más importantes que los reclamos argentinos, y el asesor del líder supremo el ayatolá Alí Khamenei pasó por delante de las narices de la embajada argentina, sin que esta hiciera nada más que reclamar cuando el asunto ya estaba en los medios de comunicación. 

El diputado de Juntos por el Cambio, Gerardo Milman, presentó una resolución para exigirle al Ejecutivo, y especialmente al canciller Santiago Cafiero que se dirija a Interpol y se re asegure que la actitud pasiva del embajador en Managua, Daniel Capitanich ante la presencia de Rezai en Nicaragua no constituirá un antecedente para la baja de las alertas rojas que la Argentina logró reestablecer en 2006 por pedido del ex presidente Néstor Kirchner y de Anibal Fernández entonces su ministro de Interior. Lo gestionó el ex fiscal Alberto Nisman. Interpol las había dado de baja cuando se cayó el juicio por la AMIA, que llevaba el ex juez Juan José Galeano. 

“Las notificaciones de Interpol las activó la justicia argentina y mantienen su operatividad aún cuando el Gobierno de turno no haya reclamado su efectivización en un caso concreto”, dijo a este diario Juan Félix Marteau, abogado y dos veces coordinador nacional en el combate a la financiación del terrorismo.

Otras fuentes dijeron que la actitud del Gobierno y de Capitanich no las hace caer y tampoco las pone en peligro, pero sí, hay que estar atentos a que no inicien una acción ante Interpol para hacerlas caer. Ello lo analizaría la Comisión de Ficheros de Interpol, donde trabajaron activamente, el fallecido abogado Leandro Despouy, y el jefe de la PFA Néstor Roncaglia, vicepresidente por las Américas en el Comité Ejecutivo hasta enero 2020, cuando el gobierno actual le pidió que renunciara dejando vacío ese lugar. 

Sin embargo, dice Marteau, las notificaciones de Interpol son solicitudes a las fuerzas de seguridad de todo el mundo para localizar y detener provisionalmente a una persona en espera de extradición, entrega o acción judicial similar. Interpol no emite propiamente una orden de detención directa. Son los países los que deben hacerla efectiva.

En el caso de Mohsen Rezai se encuentra actualmente vigente una notificación roja pública (a la vista de cualquier interesado). 

Marteau considera “ambigua” la actitud del gobierno argentino en el combate al terrorismo internacional. “Sumado al estado de quebranto de nuestros servicios de inteligencia y a la falta de profesionalismo de algunos embajadores afines a los regímenes de destino, nos ponen en el mismo plano que los países que le dieron cobertura a Rezai”. Su itinerario desde Teherán a Managua fue Mauritania, Venezuela, Nicaragua. Todos le garantizaron “la impunidad absoluta para este funcionario iraní perseguido por la justicia, un verdadero enemigo de la Argentina”, dijo

Cinco son los ciudadanos iraníes que tienen alerta roja en Interpol, Alí Fallahijan, Ahmad Vahidi, Mohsen Rezai, Mohsen Rabbani y Ahmad Reza Asghari, todos altos funcionarios de Teherán.

Como en su momento publicó el periodista de Clarín, Claudio Savoia, poco después de la firma del pacto entre Argentina e Irán, en 2013, las alertas aparecieron “suavizadas” por una inscripción que advertía que ambos países estaban gestionando una solución diplomática al asunto. “Nunca se supo, hasta ahora, quién dio la orden para adjuntar esa anotación clave”.

Ya bajo el gobierno de Mauricio Macri, habiendo sido declarado inconstitucional por la justicia argentina, el entonces embajador en Francia, y luego canciller, Jorge Faurie, pidió que se eliminara la leyenda “aclaratoria” de las alertas rojas de los cinco ciudadanos iraníes buscados por el ataque terrorista. Esa es otra parte de la larga conflictividad de la causa Irán, y que en este caso remite al ex director de Interpol Ronald Noble y a su relación con el fallecido ex canciller Héctor Timerman.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS