24.6 C
Buenos Aires
HomeEconomíaPasajes aéreos: advierten que la disparada en el precio se extenderá más...

Pasajes aéreos: advierten que la disparada en el precio se extenderá más allá del verano

Desde que comenzó la pandemia, por una cosa u otra, el sector turístico no deja de ser noticia. En los últimos días, la información gira alrededor la advertencia de la asociación que nuclea a empresarios turísticos sobre el precio de los pasajes aéreos de cabotaje que seguirán con su disparada más allá del verano y pese a que en los últimos dos años subieron muy por encima de la inflación.

El informe señala que, entre noviembre de 2019 y noviembre de 2021, las tarifas de pasajes aéreos de cabotaje subieron 162% en dólares. En términos reales, aumentaron 114,6% (es decir, descontando la inflación) entre noviembre de 2019 y el mismo mes de 2021.

Según el documento elaborado por el Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viajes (Facve), en el que diagnostican la situación de los vuelos domésticos y proponen políticas para su recomposición, advierten sobre el alto valor de los pasajes en los vuelos dentro del país.

“Entre noviembre de 2019 y noviembre de 2021, las tarifas para los vuelos de cabotaje aumentaron un 162% en dólares”, dice el documento. Y agrega: “La mala noticia es que esta tendencia parecería no revertirse en el corto plazo”, más bien se profundizaría y desde el sector estiman que los precios pueden seguir subiendo de manera desmedida durante 2022.

Ese fuertísimo aumento en dólares que sufrieron las tarifas aéreas de cabotaje en estos dos años, “resta sustancialmente competitividad a la Argentina como destino turístico internacional”.

A modo de ejemplo, el informe detalla: “Un pasaje aéreo de cabotaje desde Bariloche a Buenos Aires valía $2.500 en noviembre de 2019 y $11.000 en noviembre de 2021. En términos reales (es decir, descontada la inflación minorista), esa variación fue de 114,6% y valuada en dólares (al oficial), de 162,1%. En el mismo período, un vuelo desde Buenos Aires a Iguazú pasó $2.100 a $9.500, una suba de 120,6% en términos reales y de 169,4% en dólares”.

En estos dos años, la oferta del mercado de cabotaje ha quedado sumamente golpeada. Por un lado, dejaron de operar en el país tres aerolíneas que representaban el 25% del mercado en 2019. A su vez, Aerolíneas Argentinas sufre una fuerte reducción en la disponibilidad de su flota debido a inspecciones de rutina que deberá realizar a lo largo de 2022.

Y a futuro, el panorama no parece que vaya a mejorar. “La veloz recuperación de la demanda de pasajes aéreos de cabotaje prontamente se va a chocar con los límites de la reducida oferta que sobrevivió en el mercado, lo que va a derivar en mayores presiones inflacionarias sobre las tarifas durante el año 2022″, advierten desde Facve, y esa situación según el documento irá más allá del verano.​ 

Según las empresas de viaje, nucleadas en Facve, ese incremento de la demanda trascenderá al verano austral (la temporada alta de la actividad turística en Argentina) y perdurará durante el resto del año, porque “la actividad de este mercado se caracteriza por una relativa estabilidad mensual. E incluso también excede al impulso generado por el programa Pre-Viaje”

En un apartado resaltado, el documento agrega una advertencia más en relación al reciente anuncio sobre el establecimiento de bandas tarifarias. “Conviene observar que no todas las aerolíneas poseen los mismos costos operativos” y en relación a eso, desde Facve consideran oportuno remarcar que “la medida desalienta las inversiones de nuevas empresas privadas (o de las ya existentes) que quieran ampliar la oferta apuntando a segmentos más masivos de consumidores”.

En pos de las mejoras para el sector, la Facve elaboró una serie de medidas que ayuden a bajar los precios de los pasajes que incluyen reabrir el aeropuerto de El Palomar y conformar una mesa de diálogo para consensuar la determinación de las bandas tarifarias, entre otras cosas.

Cuadro de situación

Según un cuadro elaborado por el Foro Argentino de Consultores y Empresas de Viajes, que compara la situación de cinco países latinoamericanos (Colombia, Chile, Perú, Brasil y Argentina), entre noviembre de 2020 y octubre de 2021, el país alcanzó la menor cantidad de viajes por habitante. Se transportaron 4,5 millones de pasajeros en ese período y el resultado per cápita fue del 0,10, contra un 0,22 en Perú; un 0,27 en Brasil y un 0,41 en Chile y Colombia.

Además, la Argentina es uno de los países de América del Sur donde menos se recuperó la actividad aérea de cabotaje. Para el acumulado enero-noviembre de 2021, Colombia “alcanzó el 74% del nivel de vuelos de cabotaje de 2019, Chile 70%, Brasil 64%, Perú 52% y Argentina, solo el 34%”, señala.

Otra de las particularidades del sector es su altísimo nivel de concentración: mientras en Argentina la primera empresa del mercado de cabotaje explicó el 71,2% de los pasajeros transportados en 2021, en Colombia, sólo 55,5%, en Chile, 58%, en Perú, 57%, y en Brasil, 35,2%. “En resumen, el mercado de vuelos de cabotaje argentino se caracteriza por su reducido tamaño y su escasa competencia”, detalla el documento.

Según el texto titulado “Desafíos en el mercado argentino de vuelos domésticos: Diagnóstico de la situación y propuestas de políticas”, las rutas que quedaron vacías tras la salida en 2020 de Latam, Norwegian y Andes “no fueron ocupadas ni por nuevos jugadores, ni por las empresas ya existentes en el mercado argentino, lo que significa una fuerte reducción de la oferta en el mercado de cabotaje y un aumento de la concentración”.

En 2019, viajaron 14,6 millones de pasajeros y, en 2021, 5 millones, lo que implica una caída del 65,4%. En tanto, Aerolíneas Argentinas pasó de representar el 62,7% del total del mercado al 71,2%, seguida de Flybondi (14,3%) y Jetsmart (13,7%).

SN

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS