7.3 C
Buenos Aires
HomePolíticaBerni patea el tablero: “La imputabilidad no debería depender de la edad”

Berni patea el tablero: “La imputabilidad no debería depender de la edad”

Sigo enganchado con el homicidio del kiosquero de Ramos Mejía. Nos preguntábamos ayer en este mismo espacio si habrá una metáfora más negra del futuro que estamos construyendo que la cómplice del asesino de Roberto Sabo, una chica de 15 años que está embarazada y se reía con displicencia sobradora cuando los detuvieron. Hay mar de fondo ahí. Se adivina fácil una sociedad desmembrada durante décadas. Le planteé el tema a Sergio Berni. ¿Piensan en esas cosas los responsables de nuestra maltrecha seguridad ciudadana?  

“¡¿Cómo no vamos a pensar?! Por eso digo que el abordaje de la inseguridad… La seguridad no es un concepto abstracto: es una construcción multidimensional donde tenemos que discutir muchas cosas. Y por por eso a veces hay malestar dentro de nuestro propio espacio político, porque yo creo que hay que bajar la Ley de Imputabilidad, no tengo ninguna duda. Y cuando digo bajar la edad de imputabilidad, no lo digo desde el castigo a los menores, sino como una forma de protegerlos. Porque los menores, ante esa situación en que pueden matar, como fue el caso de Roberto, y al otro día están en la calle, con eso nosotros no les generamos un marco de protección”.


De Berni, cada cual pensará lo que quiera. Pero nadie le podría reprochar que no es de dar la cara y proponer, incluso, cosas que pueden espantar a sus propios compañeros de partido. Horas después de visitar a la familia del kiosquero y hacer que el Estado pague los gastos del sepelio, Berni vuelve a sacar el remanido pero nunca cerrado tema de la imputabilidad de los menores. Tiene una idea para nada ortodoxa en ese sentido (va a traer cola): cree que la imputabilidad no debería depender de los años que tenga el delincuente, sino de la conciencia que pueda tener del acto que está cometiendo… 

“Cuando hablamos de bajar la edad de imputabilidad, hay que hacerlo no desde el punto de vista del castigo. Yo soy de los que creen que un chico de 10, 11, 12 o 15 años tiene que estar en la escuela estudiando y, en los momentos libres, con su familia comiendo en la casa –no en un comedor- y en un potrero jugando al fútbol. Ahora, en el mientras tanto, me parece que la baja en la edad de imputabilidad tiene que ver con la protección de ese chico. Y si usted me dice: ¿a qué edad? Bueno, yo no creo que haya una edad. ¿Qué significa cuando una persona es inimputable? Lo es cuando no comprende el hecho que está llevando adelante, ¿sí? Hay gente mayor, de 30, 40 o 50 años que son inimputables porque no comprenden la naturaleza del hecho que están llevando adelante. Bueno, yo creo que con los menores no debe haber una edad, debe ser concreto para cada caso en especial. Si un chico comprende la naturaleza de lo que está llevando adelante, me parece que le comprenden las generalidades de la ley. Con otra formación y que la pena no sea en una cárcel… Usted hablaba de las cárceles y la resocialización… ¿Cómo vamos a poder resocializar en las condiciones infrahumanas que viven todos los detenidos en las cárceles? Es imposible. Por más esfuerzo que se haga, es imposible”.

Se ha instalado que Sergio Berni dejará su cargo el lunes que viene o algo así. Él mismo no niega la posibilidad. Le pregunto, entonces, si ese estado de transitoriedad en un cargo tan caliente no habrá desdibujado su autoridad y el poder del propio ministerio. Esto me dice:

“Mire, esto no es nuevo. Como le dije: lo invito a que lea todo lo que escribí durante estos dos años, donde marco mis diferencias con el rumbo. Porque hasta hace…, hasta antes de las elecciones parecía que era un marciano que expresaba mis diferencias y después de la derrota que hubo en las PASO todos se despertaron. Yo trato de ser lo más transparente posible y honesto intelectualmente también, porque la honestidad no debe ser sólo material, sino también intelectual… Expresar mis diferencias, sentirlas y decirlas, aunque no soy el dueño de la verdad… Y bueno, cuando uno a veces tiene esas discrepancias dentro de un espacio político, las discusiones se dan de cada a la sociedad. N tenga dudas de eso. Ahora, una cosa es lo que yo piense políticamente y otra cosa es la contundencia de las acciones que estamos llevando adelante en materia de políticas públicas de seguridad, que, créame, no serían posibles si no hubiera un gobernador que entiende de lo que estamos hablando y está dispuesto a avanzar. ¿Cuántas cárceles se hicieron en los últimos ocho o nueve años? Ninguna. ¿Sabe por qué? Porque la inauguración de una cárcel no paga políticamente”.

Lo concreto es que llovió sobre mojado y el Caso Roberto quedó al tope de la agenda política cuando falta nada para las elecciones del domingo. Difícil que no influya en los resultados.

por Edi Zunino

Galería de imágenes

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS