4.6 C
Buenos Aires
HomePolíticaLázaro Báez, Cristóbal López y Osvaldo Sanfelice también pidieron que el juicio...

Lázaro Báez, Cristóbal López y Osvaldo Sanfelice también pidieron que el juicio de Hotesur no se haga

Como un efecto dominó, tras el planteo de Cristina Kirchner y sus hijos Máximo y Florencia quienes pidieron ser sobreseídos en los casos Los Sauces y Hotesur y así evitar el juicio, un grupo de empresario K y socia de la familia hicieron el mismo planteo ante la Justicia.

Los encargados de repetir la estrategia de la vicepresidenta fueron Lázaro Báez y su hijo Leandro, el empresario Cristóbal López y su socio Fabián De Sousa y el amigo y socio de la familia Kirchner Osvaldo Sanfelice.

La estrategia casi que parece diseñada para robustecer el pedido de Cristina. En la presentación judicial piden que no se haga el juicio.

El único que se diferenció fue ex contador de la vicepresidenta, Víctor Manzanares, quien consideró que el proceso debe concluir con el debate oral. Aún resta la opinión del fiscal Diego Velasco para que el Tribunal Oral que debería juzgar el caso resuelva.

La vicepresidenta había hecho el pedido hace una semana tras lograr ser sobreseída en otros dos expedientes. Fue presentado por el abogado Carlos Beraldi e incluyó a Máximo y Florencia Kirchner, como también a Romina Mercado, la hija de Alicia Kirchner. 

El juicio debe realizarlo el Tribunal Oral Federal 5 (TOF 5) integrado por Daniel Obligado (quien sobreseyó a Cristina Kirchner en el Pacto con Irán), Adrián Grunberg que dejará el cargo a fines de mes porque se encuentra subrogando, y la magistrada Adriana Pallioti a quien la ex Presidenta buscó recusar sin éxito. La fiscalía interviniente está a cargo de Diego Velasco que hace dos años y frente a un planteo similar, sostuvo que el juicio oral debe realizarse.

Cristina cree que hay “inexistencia del supuesto delito de lavado de activos” según sostuvo en la presentación. “Ha sido una constante en la campaña de persecución llevada a cabo en contra de Cristina Fernández de Kirchner”, sostuvo Beraldi en la presentación.

El hotel Alto Calafate desde donde se hicieron las maniobras de lavado de dinero en el caso Hotesur. Foto Francisco Muñoz.

En estas dos causas se investigaron los negocios familiares de los Kirchner realizados mientras estaban en la cima del poder junto con los contratistas de obra pública Lázaro Báez y Cristóbal López. Por un lado, en Hotesur -firma dedicada al rubro hotelero- se analizaron los negocios con Báez, responsable de administrar tres hoteles de la familia Kirchner. Con la explotación de los centros turísticos y el alquiler de habitaciones que nunca se utilizaron, la justicia sostuvo que se blanquearon 80 millones de pesos.

En el caso de Los Sauces, que se dedicada al rubro inmobiliario, se planteó una estructura de lavado de activos a través de la simulación de alquileres de propiedades que administraba la firma familiar. Las operaciones en este caso ascienden a 30 millones de pesos. El 86% de la facturación de la empresa era garantizada por dos inquilinos: Lázaro Báez y Cristóbal López.

En toda causa por lavado de activos se requiere el delito precedente. Para la defensa de los Kirchner el mismo “no existe”, con lo cual la “imputación por lavado no podría sostenerse”. La acusación sostiene lo contrario.

Estos dos expedientes quedaron vinculados a la defraudación en la obra pública a favor de Lázaro Báez. La Cámara Federal porteña ya indicó que la corrupción en dicho expediente es el delito precedente de las investigaciones por lavado de activos, es decir, que una porción del dinero que el empresario K percibió por parte del Estado (por ejemplo los sobreprecios en las 51 obras viales) se derivó a los alquileres de las empresas de los Kirchner y finalmente, al patrimonio de los ex Presidentes.

Máximo, Cristina y Florencia Kirchner fueron los primeros en pedir que el juicio por lavado de dinero de Hotesur no se haga.

El TOF 5 le pidió su opinión a los demás acusados sobre el pedido de Cristina Kirchner. Cristóbal López avaló el criterio de la vicepresidenta a quien además, por impuestos impagos le adeuda más de 2,5 millones de pesos a Los Sauces SA. También pidió ser sobreseído y dijo que los jueces deben resolver el caso antes de fin de mes cuando Adrián Grunberg (vinculado a Justicia Legítima) deje de integran el Tribunal.

El ex socio comercial de la vicepresidente y dueño del Grupo Austral, en el escrito al que accedió Clarín, pidió que “se dicte el sobreseimiento de nuestro asistido por la totalidad de los hechos por los que ha sido imputado en estos expedientes”. Similar plante realizó su hijo Leandro Báez, como Osvaldo Sanfelice -ex socio de Máximo Kirchner-.

El dato distintivo fue la respuesta de Víctor Manzanares, ex contador de los Kirchner y uno de los 31 arrepentidos en el Caso Cuadernos. Consideró que debe realizarse el juicio oral y que es en tal instancia, donde la justicia debe resolver la culpabilidad o inocencia de los acusados.

Estos planteos ocurren mientras hay en curso dos pericias sobre los contratos celebrados entre Hotesur y Los Sauces con sus principales clientes. La medida de prueba fue requerida por Cristina Kirchner y Lázaro Báez e ingresarán al TOF 5 en diciembre de este año y la vinculada al rubro hotelero, en marzo. Sin embargo, pidieron la nulidad del proceso. 

En la acusación, el fiscal Gerardo Pollicita remarcó: “desde la lógica de la imputación penal, ambas sociedades, Hotesur y Sauces, fueron adquiridas con idéntico fin: canalizar y reciclar fondos con apariencia de legalidad”. Nunca cumplieron un fin comercial, sostiene la justicia. Báez que era inquilino de Los Sauces y administraba los hoteles, se “convertía en el principal adjudicatoria de obra pública vial, contratos plagados de irregularidades”.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS