7.3 C
Buenos Aires
HomePolíticaEl plan "hormiga" del Gobierno para sacarle votos a Florencio Randazzo

El plan “hormiga” del Gobierno para sacarle votos a Florencio Randazzo

En su objetivo de descontar la diferencia que en la provincia de Buenos Aires marcó Juntos por el Cambio en las PASO, el Gobierno avanza con un plan “hormiga” para capturar dirigentes territoriales que puedan robustecer el trabajo de la tropa en el Conurbano bonaerense.

Y puso el foco en parte de los referentes seccionales que acompañaron a Florencio Randazzo, con la consigna de “no volver al pasado” y evitar la vuelta al poder de Mauricio Macri. Pero cerca del ex ministro del Interior relativizan el impacto electoral que puede tener y señalan que se trata en su mayoría de candidatos que perdieron en la interna en septiembre y denuncian presuntos repartos de cargo a cambio.

Tras el duro impacto que dejó la estrepitosa derrota en las primarias y zanjadas (por el momento) las discusiones internas, los estrategas de campaña plantearon  focalizar en el “voto posible”, un porcentaje que para el oficialismo oscila entre 7 y 12 puntos. En ese contexto, se trazó una línea discursiva “propositiva”, con el “Sí” –el slogan sugerido por Antoni Gutiérrez-Rubí– y se intensificó el trabajo en el territorio, para acompañar las medidas enmarcadas en el “plan platita”, como lo inmortalizó el segunda candidato a diputado Daniel Gollan. 

El despliegue en la calle ordenado por Alberto Fernández y Cristina Kirchner incluyó un operativo seducción de dirigentes locales de listas que quedaron en el camino en las PASO y tuvo especial epicentro en distritos gobernados por dirigentes del oficialismo. Si bien hubo contactos con referentes de casi todos los espacios, la conexión con peronistas que llevaron como diputado a Randazzo se dio con mayor naturalidad: varios, al igual que el hombre de los trenes, ya habían formado parte del kirchnerismo. 

Así, sin margen para persuadir a las cúpulas, se tejieron acuerdos locales en Cañuelas, Florencio Varela, La Matanza, Lomas de Zamora, Moreno y San Vicente, entre otros. El último ocurrió en las últimas horas, en Quilmes, donde la alcalde de La Cámpora Mayra Mendoza, que perdió en las PASO por 7 puntos, logró el apoyo de los ex candidatos a concejales de “Vamos con Vos” Patricia Maciel, Carlos Rodríguez y Silvana Rodríguez.

“Me comunicaron su decisión de renunciar a sus candidaturas y acompañar el 14 de noviembre al Frente de Todos. El peronismo unido para no volver al pasado. ¡Macri nunca más!“, celebró la jefa comunal en sus redes, en línea con el eje de confrontar y subir al escenario al ex Presidente. “Que se hable de más de Macri y menos de (Horacio Rodríguez) Larreta, ayuda”, reconocen en Balcarce 50. 

Florencio Randazzo el día del debate de candidatos. Foto Emmanuel Fernández.

La movida de la dirigente de extrema confianza de Cristina volvió a exponer una serie de garrochazos de ex candidatos randazzistas, que en su mayoría tras caer en la interna abandonaron el espacio para apoyar al Frente de Todos. Algo parecido había ocurrido en 2017, cuando en el PJ que llevó a Randazzo como candidato a senador hubo fugas hacia Unidad Ciudadana, el sello creado por la vice para competir por afuera.

Con todo, en la Casa Rosada hacen cuentas que incluso puertas adentro admiten exageradas: dicen que pueden llevarse hasta un punto del 3,64 (unos 318,583) obtenido por Randazzo en las PASO. Para poner en contexto: la diferencia entre las dos listas de Juntos por el Cambio (Diego Santilli y Facundo Manes) con la oficialista que lideró Victoria Tolosa Paz fue de 356.533 votos.

Cerca del ex ministro relativizan el impacto electoral de estos movimientos del Gobierno, resaltan que la boleta que tracciona es la que aparece el ex ministro como primera candidato a diputado, recuerdan que se trata de fugas de “perdedores locales de una interna”, vinculadas al Movimiento Verde, y acusaron al oficialismo -y a los que saltaron del espacio- de tejer acuerdos por cargos. “Ya los veremos convertidos en sus empleados”, ironizan desde el frente Vamos con Vos.

Hubo, en ese sentido, audios que circularon en las redes sociales, en los que se escucha presuntamente a uno de los dirigentes que dejó las filas de Randazzo hablando de una “negociación” por cargos hecha ante Sebastián Raspa, actual subsecretario de Hábitat del Municipio, y supuestas promesas de pases a planta permanente para empleados públicos que acompañaran el salto.

Y esto alimentó las sospechas. “El plan platita les viene saliendo bastante mal y ahora pegan manotazos de ahogado. Las convicciones no se venden, nuestro espacio se conformó como alternativa para el futuro del país y la Provincia”, cuestionó Nicolás Terrera, candidato a diputado del randazzismo por la tercera sección en la Provincia.

Desde el entorno de Mayra Mendoza replicaron y se desentendieron de esas acusaciones: “Son dirigentes que están planteando que no hay que volver al pasado y al macrismo y que hay que hacer todo lo posible para que no ocurra. Lo que diga la gente de Randazzo es problema de ellos“. Y precisaron que al ex funcionario de Cristina “le pasó lo mismo en varios distritos”.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS