10.2 C
Buenos Aires
HomeEconomíaArranca noviembre con subas en alquileres, expensas y GNC

Arranca noviembre con subas en alquileres, expensas y GNC

El bolsillo de los argentinos deberá sortear un noviembre caliente con la llegada de nuevos aumentos que meterán presión sobre la inflación. Así, pese al congelamiento de más de 1.400 productos por el gobierno, este mes habrá incrementos en alquileres, expensas y los sueldos de las empleadas de casas particulares, junto con subas en el GNC y las cuotas de colegios privados.

En el caso de los inquilinos, los contratos firmados en noviembre tendrán que actualizarse según el Indice de Contratos de Locación publicado por el Banco Central a partir de la Ley de Alquileres, que sigue la evolución de los precios y los salarios. El aumento rondaría cerca del 50% en un contexto en el que un dos ambientes se alquila por un promedio de $42.628 al mes.

También se espera un incremento de hasta el 10% en las expensas, en la que los salarios incidirían en un 70% de la factura, según la Asociación Civil de Administradores de Consorcios de Propiedad Horizontal (AIPH). Los encargados de edifico (Suterh) cerraron una suba del 32% en cuatro tramos ya abonados, junto con un bono de $ 8000 a liquidarse hasta febrero 2022.

Por otra parte, a partir de noviembre se sumará una suba del 6% en los sueldos de las trabajadoras de casas particulares. La mejora fue oficializada el mes pasado tras la reapertura de la paritaria. El nuevo acuerdo implicó además que el incremento en diciembre será del 7% y el aumento global del sector llegará al 50% en un año que la inflación superará ese valor.

Otro rubro que impactará en el bolsillo será el de los combustibles, ya que el precio del metro cúbico del gas natural comprimido (GNC) aumentará $ 1 desde este lunes. El ajuste es por la actualización trimestral prevista por contrato -atada al valor de la nafta en surtidor- y llevará su valor promedio a $47 en el país. El último aumento fue en agosto de este año, de entre $ 2 y $ 3.

A su vez, los colegios privados fueron autorizados a elevar su cuota, por lo que habrá aumentos de hasta un 10%. Las principales provincias habilitaron el incremento de los aranceles tras cerrar paritarias con los gremios docentes, por lo que las cuotas que pagan las familias acumularán subas superiores al 50% en el año, dependiendo la región.

Las subas implican un desafío para el Gobierno en un mes electoral. Después de poner en marcha el congelamiento de la canasta básica, la secretaría de Comercio Interior informó que “se observa a nivel nacional una caída promedio del -7,6% en los precios de los productos que contiene la nueva canasta del Programa” en los primeros 19 días de octubre.

El relevamiento, sin embargo, tiene un alcance acotado, ya que solo tiene en cuenta a los supermercados con declaración jurada, es decir, unas 2.734 grandes cadenas sobre un total de 200.000 comercios alcanzados por la nueva resolución. Justamente, en los negocios de cercanía las listas de precios de los proveedores llegaron con subas por arriba de los topes máximos.

“La variación de precios en el mes de octubre tuvieron diferentes temperaturas con mayor nivel de implementación del congelamiento de precios en grandes cadenas y falta de posibilidad de cumplimiento en autoservicios nacionales, chinos, kioscos entre otros por donde pasa e 70 % de la comercialización de consumo masivo en Argentina”, dijo Damián Di Pace, director de Focus Market.

En ese marco, los analistas estiman que la inflación de octubre mostrará una leve desaceleración respecto del 3,5% alcanzado en septiembre, el mayor pico en los últimos cinco meses. “La inflación por el congelamiento pasó de 3,3% a 3,2%, bajaron alimentos pero el resto de los productos que relevamos subio y compensó”, dijo Sebastián Menescaldi, director adjunto de EcoGo.

Según las proyecciones de la consultora, mientras los alimentos corrieron en octubre a una velocidad del 2,8%, por debajo del nivel de septiembre (3,0%), los incrementos en el resto de los rubros (principalmente salud, indumentaria y esparcimiento) compensaron la desaceleración en el rubro más sensible de la canasta básica.

“El mes de octubre en Argentina nos deja una economía que viene rebotando, de la mano del consumo, pero que no logra bajar la inflación, a pesar de controles de precios, sin ajuste de tarifas públicas, naftas y de devaluar el dólar al 1% mensual”, señaló la consultora FyMA, que estima una inflación del 3,1% para octubre, aunque no descarta otro mal dato como el de septiembre.

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS