27 C
Buenos Aires
HomePolíticaLas revelaciones de Hugo Carvajal, una pista clave de las relaciones promiscuas...

Las revelaciones de Hugo Carvajal, una pista clave de las relaciones promiscuas entre el chavismo y el kirchnerismo

La valija de Antonini Wilson con 800 mil dólares no fue un hecho aislado sino formó parte de un sistema de financiamiento político y financiero del chavismo al kirchnerismo de carácter promiscuo.

Hasta ahora el juicio oral que puso en marcha el juez en lo penal económico Pablo Yadarola es solo por esa valija. Pero testimonios y fuentes confirman que en el famoso vuelo de 2007 del ex representante especial para Venezuela, Claudio Uberti, había más valijas con plata negra.

La semana pasada, el ex jefe de inteligencia del chavismo Hugo “El Pollo” Carvajal afirmó ante el juez español Manuel García-Castellón que el chavismo entregó, en total, 21 millones de dólares en 21 entregas.

Hugo “El Pollo” Carvajal tiene previsto ampliar mañana en España y si no quieren que lo extraditen a Estados Unidos tendría dar más datos sobre el financiamiento del partido español Podemos. El juez Juan García-Castellón le preguntará por Podemos pero si Carvajal quiere negociar un eventual rechazo o demora a la extradición a Estados Unidos deberá dar más información de esta esquema de financiamiento global del chavismo a sus aliados del mundo.

Ayer la justicia de España notificó que hace lugar al pedido del juez Julián Ercolini, solicitado por el fiscal Carlos Stornelli, del testimonio de Carvajal, revelaron fuentes judiciales. De esta forma, el trámite para acceder a una copia y adjuntarla a una causa conexa a los Cuadernos de las Coimas será más rápido. De ocho jueces y fiscales que tienen causas sobre los negocios con Venezuela solo Ercolini y Stornelli actuaron inmediatamente. Parece que los insultos, presiones y operaciones de la vicepresidenta dan sus frutos.

Stornelli necesita ese testimonio de Carvajal para avanzar sobre la confesión de Uberti en la causa Cuadernos. Afirmó que Kirchner y Chávez se dividieron 50 millones de dólares que dejó una maniobra especulativa con los bonos de la deuda externa argentina que compró Venezuela en el 2006.

Con lujo de detalles, contó que Chávez le pagó 11 y Néstor reclamó que pidieran los otros 14, incluso, durante una cumbre presidencial en la isla Margarita, tal como reveló Clarín en exclusiva en el 2018. Del lado argentino hay varios funcionarios que sabían de la operación y ahora seguramente serán citados a declarar.

No importa si esos 25 millones de los que habló Uberti o 21 de los que habló Carvajal fueron para la campaña de Cristina del 2007 o a los bolsillos de Néstor, “es plata negra y debe ser investigada, dicen en Comodoro Py”. En el primer caso, fue una ventaja financiera enorme para las elecciones que ganó Cristina Kirchner.

Ahora se detectó al ex jefe de seguridad de PDVSA Rafael Reiter, también, está en España. Se trata del hombre que supervisó el avión que alquiló ENARSA para traer a Antonini Wilson y su valija con 800 mil dólares. ¿Será otra chavista dispuesto a confesar?

Pero los negocios con Venezuela no tuvieron la misma intensidad con Néstor o Cristina. El ex presidente se centró en el dinero y el pago de la deuda externa pero cuando murió Cristina se sumó al tren político del ALBA de Chávez. Y dio un giro de 180 grados respecto de su marido quien mantuvo la acusación de la justicia argentina según la cual Irán fue el supuesto autor intelectual del atentado contra la AMIA.

Quizás Carvajal, si algún día además del escrito que entregó en España declara ante un juez argentino explique si es cierto que Chávez le pidió a Cristina “buscar una solución con Irán”. Lo comprobado es que Chavez entendía los acuerdos con Irán y Argentina –en momentos en que el precio del petróleo crudo lo favorecía- como un solo paquete. Un veterano diplomático argentino cree, en cambio, que fue Fidel Castro quien le sugirió ese acercamiento con Irán diciéndole que él y Chávez se estaban muriendo y ella pasaría a ser las líder de la izquierda en América Latina.

A estas revelaciones de Carvajal habrá que sumarle las que, quizás, en unos meses realice el empresario colombiano Alex Saab, extraditado desde Cabo Verde a Miami.

Mientras Carvajal conoce la “película” de las relaciones de Venezuela con Irán, sobre todo, de la época de Chávez, Saab tiene la última escena. Por alguna razón, Nicolás Maduro le dio status diplomático cuando fue detenido el año pasado en una escala de un viaje a Irán y se aseguró de tener su familia en Caracas, casi como una rehén. A Saab lo acusan en Estados Unidos por delitos de lavado que podrían tener una pena de 18 años. Y la Justicia de EE.UU. no es la de la Argentina.

Mirá también

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS