22.8 C
Buenos Aires
HomeDeportesPaulo Dybala amargó al Inter de Lautaro Martínez y salvó a la...

Paulo Dybala amargó al Inter de Lautaro Martínez y salvó a la Juventus

Después de casi un mes de las lágrimas por esa nueva lesión que lo sacaba de las canchas durante el triunfo frente a Sampdoria, Paulo Dybala cambió desazón por esperanza. Acaso su ingreso en la Juventus fue precisamente la bocanada de fútbol que necesitaba su equipo para poder soñar con remontar el derby italiano frente al Inter.

Y La Joya lo hizo: a través de un penal -sancionado vía VAR- marcó el 1-1 final ante el Inter, que sufrió en carne propia la mezquindad de su DT y lo terminó pagando carísimo. Porque con el empate, el Nerazzurro perdió terreno en la lucha por el bicampeonato y ahora quedó a siete puntos de Milan y Napoli, los líderes.

Para colmo, el trámite del partido siempre estuvo a favor del equipo de Lautaro Martínez y Joaquín Correa (quedó afuera del banco). De movida, la Juve dejó entrever que su intención sería la de esperar y evitar dejarle espacios a un rival que ataca con rapidez y sumando gente en ataque. Antes de que el partido cambiara de mando apenas logró tener una chance con ese remate de Morata que tapó en dos tiempos Handanovic. ¿Después? El control fue monopolizado por el Inter.

Lautaro, reemplazado a los 27′ del ST (Photo by Marco BERTORELLO / AFP)

Ojo, a los de Inzaghi les faltó claridad para poder transformar posesión en chances de peligro concretas. No por nada Lautaro Martínez casi no pudo gravitar en el área y hasta terminó siendo reemplazado a los 27′ del ST. En tanto, el que tuvo efectividad 100% fue su compañero Edin Dzeko: le punta capitalizó el rebote en el travesaño de un gran remate de Calhanoglu y adentro.

No fue el derby de las emociones, es verdad, aunque al Nerazzurro le alcanzaba y sobraba para seguir bien cerca de la punta. Eso, claro, hasta que su DT metió mano y cambió el trámite: sacó a Calhanoglu y mandó a Gagliardini, en un enroque que priorizó el orden en vez de la búsqueda ofensiva.

Y el que no dudó en aprovecharlo fue el otro entrenador, Massimiliano Allegri. Cuando la pelota llegó a manos de la Juve, el italiano mandó a la cancha a Paulo Dybala y fue otra la historia. La Vecchia Signora ganó confianza y en los pies del cordobés comenzó a ganar metros en ataque. El argentino primero avisó con un tiro libre que exigió al arquero rival, y luego aprovechó el penal de VAR -bien sancionado, por cierto- para poner el 1-1 final. Sí, Dybala fue el salvador de la Juve…

Puño en alto para el cordobés. EFE/EPA/MATTEO BAZZI

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS