11.2 C
Buenos Aires
HomeEconomíaMartín Guzmán y Yanis Varoufakis, ex ministro de Finanzas de Grecia, en...

Martín Guzmán y Yanis Varoufakis, ex ministro de Finanzas de Grecia, en un debate sobre cómo renegociar deuda

El Centro Cultural Kirchner (CCK) es el centro del debate entre el ministro de Economía, Martín Guzmán, el ex ministro de Finanzas de Grecia, Yanis Varoufakis, y el ex ministro de Conocimiento y Talento Humano de Ecuador, Andrés Arauz, sobre cómo renegociar una deuda.

“Cómo salir de la trampa de la deuda eterna”, es el título de esta charla que se desarrolla este domingo 24 de octubre a partir de las 15.00, con la moderación de Luci Cavallero, de Ni Una Menos, y Mario Santucho, de Revista Crisis.

Varoufakis, hoy de 61 años, se definía en 2015 como “un marxista liberal, ministro de Economía de un país quebrado” y muchos lo consideraban el hombre que podía salvar a Grecia, agobiada por la crisis económica y la deuda externa.

Crecido en el seno de una familia roja, con su padre en encarcelado por comunista a fines de la década del 40, se había licenciado en la Universidad de Essex y luego fue profesor en Cambridge. Sin embargo, cuando Thatcher ganó su tercera elección en 1987 Varoufakis dejó Inglaterra y se fue a Sidney y comenzó a publicar unos textos académicos, hasta que en 2010, cuando el premier griego Georgios Papandreu rogó por el rescate a la Unión Europea y al FMI. Fue entonces que Varoufakis esbozara su “plan maestro” para salir de la crisis, así sus posteos se convirtieron en proposición para resolver la crisis europea y el libro que escribió junto a James Galbraith y Stuart Holland fue un éxito.

Proponía que la Unión Europea absorbiera la deuda de los países periféricos y sostenía que la crisis griega no se debía al gasto exagerado, sino a contraer una deuda ilegítima y luego las políticas de ajuste que seguían a la contracción de esa deuda.

Esa visión hizo que el presidente Alexis Tsipras, líder de Izquierda Radical (Syriza), lo convocara como ministro en enero de 2015, pero en Europa le tenían escasa simpatía: Merkel lo calificaba de populista y otros de demagogo. La propia Christine Lagarde, entonces titular del FMI, lo saludó diciéndole “Hola, te debe encantar este momento. La jefa de los criminales dándole la mano al otro bando”.

Meses antes había dicho que Grecia debía dejar de imitar a Sísifo, es decir cargar la pesada piedra de la austeridad subiendo la misma montaña todos los días.

Cuando en ese mismo 2015 triunfó el “No” en el referéndum sobre la propuesta de los acreedores griegos, Varoufakis presentó su renuncia.

Dijo entonces que era su deber “ayudar al presidente Tsipras a aprovechar la decisión que el pueblo griego había votado en el referendum “y como algunos miembros del Eurogrupo y sus desean mi ‘ausencia’ en las reuniones, presento mi dimisión al cargo de ministro de Finanzas”, señaló.Me llevo con orgullo el odio que me profesan los acreedores”, señaló al irse.

También te puede interesar

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS