8.1 C
Buenos Aires
HomeEconomíaLa increíble historia del baron francés que cambió su castillo del Loire...

La increíble historia del baron francés que cambió su castillo del Loire por los viñedos mendocinos

En 1952 y en aquella Europa que dejaba atrás la Segunda Guerra, el baron Bertrand de Ladoucette, heredero de una dinastía que desde el siglo XVIII producía vinos en el valle del Loire, percibió que llegaban tiempos de paz y celebraciones y que el champagne francés no iba a dar abasto para satisfacer la demanda mundial.

Alguien le había hablado de las tierras de Mendoza al pie de la cordillera. Y no dudó en dejar su castillo en el Loire para explorar a bordo de un citroen 2cv lo que era un desierto. El dueño de la empresa líder del champagne francés era su amigo, el conde Frederic Chandon. Así nació Chandon en la Argentina, la primera filial fuera de Francia de ese emporio de espumantes.

El vino con soda, otro descubrimiento del baron

Las tierras no fueron el único descubrimiento del baron de Ladoucette. “En cada mesa hay copas de vino, a las que se agregan cubitos de hielo y soda. Consumo anual, noventa litros por cabeza”, informó Ladoucette a su cuñado, el baron Jean de Vogué, por entonces presidente de Moët & Chandon de Francia. “Qué gran mercado para el champagne”, soltó al invitarlo al país. Y compraron viñedos.

Finca Cepas del Plata

En 1959, luego de traer el molde de una botella en la que se envasaban los champán con 300 años de historia, el baron de Ladoucette ya tenía su espumante argentino. Lo quiso llamar Comte Frederic en honor a Chandon, que se opuso y le sugirió Baron Bertrand en su honor. Un publicista ordenó que fuera más sencillo y quedó como Baron B, el espumante de alta gama que compite aquí con los importados Dom Pérignon o Cristal.

El actual presidente de Chandon, Gustavo Perosio, señala: “No es un negocio de volumen, solo alta calidad”. Este año lanzaron una variedad especial al tope de la gama. La llamaron Baron B Heritage con solo 4.000 botellas.

Gustavo Perosio, Ceo Chandon Argentina

Chandon pertenece ahora al grupo del lujo LVMH (Louis Vuitton Moët Hennessy) el conglomerado de 76 marcas de renombre global bajo la batuta Bernard Arnault. La filial argentina de Chandon es la más importante y rentable fuera de Francia superando a Brasil, EE.UU., Australia, China e India.

Para el enólogo Diego Ribbert las 1.000 hectáreas de viñedos que poseen en Mendoza, muchas en Tupungato a 1.500 metros de altura, tienen los ingredientes para el espumante de lujo. Según el geólogo Guillermo Corona el secreto son las piedras con un rol esencial en su interacción con las raíces.

Amplía Ribbert: “No solo juega el clima con una diferencia de temperatura de 20 grados entre el día y la noche y un suelo heterogéneo de unos 40 centímetros profundidad para las raíces de la vid que suelen expandirse en suelos de 80 centímetros. Las piedras, que no han sido degradadas por la erosión, tienen mucho que ver con la expresión de las variedades de Pinot noir y Chardonnay, el alma de las burbujas.

Espumantes orgánicos

En el viñedo Cepas del Plata han separado con una pirca de piedra unas 12 hectáreas para reservar vides únicas. Y se preparan para ir un paso más en su camino hacia la producción orgánica. Serán pioneros en obtener el que será el primer espumante orgánico del planeta en una transformación que implica una suba de 30% de los costos.

Perosio explica que en la pandemia el consumidor de lujo cambió la ostentación por la sustentabilidad. En la tradición del savoir faire que trajo el baron de Ladoucette la estrategia es riego de precisión, fertilización con compost, y un cuidado especial para las plagas que se atacan con curaciones manuales y métodos predictivos.

Las ventas crecieron 25% en la cuarentena, pese al cierre de los restaurantes y siguen aumentando. “Trabajar con la inflación es difícil y con congelamiento, aún más. Desde Francia nos dicen que ven más allá y acabamos de invertir 7 millones de euros en un centro de prensado. Sabemos manejarnos en el contexto”, dice Perosio. Y levanta su copa, eso sí, por el baron de Ladoucette.

Mirá también

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS