27 C
Buenos Aires
HomeEconomíaJaqueado por la inflación y las encuestas, el oficialismo alentó una campaña...

Jaqueado por la inflación y las encuestas, el oficialismo alentó una campaña en redes contra las empresas de alimentos

Jaqueado por los resultados de las PASO, las malas perspectivas para las elecciones del 14 de noviembre, la inquietante suba del dólar en todas sus variantes y la inflación en alza, el Gobierno resolvió inventar un enemigo: las empresas fabricantes de alimentos.

La argumentación es simple: para el Gobierno, estas compañías están aumentando los precios injustificadamente. O bien, sus utilidades les permitirían acompañar los esfuerzos resignando márgenes de de ganancias.

En los últimos días se alinearon en las críticas oficiales el Presidente Alberto Fernández, el secretario de Comercio Roberto Feletti, intendentes, y referentes del oficialismo.

Nada que sorprenda a las empresas. Vienen escuchando quejas desde hace varios años. Aún se recuerda el boicot a los combustibles Shell que impulsó en 2005 el entonces Presidente Néstor Kirchner.

Lo que sí les llamó la atención fue lo que consideraron una “campaña” en redes sociales, que buscó hacerse viral desde el lunes de la semana pasada, cuando se empezó a hablar de empresas que estaban en contra y reclamaban con el hashtag #SiAlAcuerdoDePrecios.

La militancia de las redes se enfocó, curiosamente, en atacar a tres empresas de capitales nacionales: Arcor, Molinos y Ledesma.

Algunos de los mensajes que se difundieron a través de Twitter fueron estos: MOLINOS RÍO DE LA PLATA con 14 plantas productivas en Argentina y una de las más importante en Latinoamérica NO ADHIERE AL ACUERDO DE CONGELAMIENTO DE PRECIOS. Estas son sus marcas a boicotear: LUCCHETTI / MATARAZZO / GRANJA DEL SOL / GALLO / GALLO SNACKS / TERRABUSI / DON VICENTE .

En Whatsapp circulaban mensajes como este: “Arcor, monopolio que fija precios criminales a algunos de sus productos por ej el aceite de maíz. Estas empresas son las que atentan contra la mesa de los argentinos, no compremos sus productos”.

Curiosidad: casi al mismo tiempo, se armó una contra campaña llamando a comprar productos de las marcas denunciadas.

Los asesores de redes sociales de las firmas contabilizaron cerca de 40.000 tuits en las horas pico de ataques contra las empresas, hasta que la intensidad bajó y dio paso al hashtag #SiAlAcuerdoDePrecios.

Otros mensajes: “Aumenta el precio de la comida. Aumentan las ganancias de las empresas. Que caiga todo el peso de la ley sobre las empresas que multiplican sus ganancias a costa del pueblo argentino”.

Otro más. “Pongámosle un freno a la especulación de las empresas alimenticias” En el sector empresario siguieron con atención esta “campaña en redes”.

Y si bien los mensajes no los inquietaron más de lo que están acostumbrados, sí les pareció llamativo que el discurso oficial hablaba de “fracaso en la negociación” cuando en realidad la lista de precios congelados se elaboró y difundió casi sin haberse establecido una mesa de negociación. “La campaña en redes se armó cuando no se sabía cómo era el listado y nunca nos habíamos reunido”, señalaron.

“Tomaron el tema de los precios como un tema de campaña porque la inflación está desbordada. Ya saben que los monitoreos del INDEC les marcan que octubre puede dar arriba del 3,5% de septiembre. Están buscando un culpable y se nota que la campaña en redes no fue espontánea.” dijeron en una compañía líder.

En el sector alimentos dicen que si hay algún sector atomizado es el de los alimentos. “Hay 14.000 empresas proveedoras de alimentos” resaltan. Tampoco hay concentración en los puntos de venta: “Son 300.000 lugares en todo el país, y los supermercados tienen menos del 30% de las ventas”, concluyen.

Los discursos contra las empresas revivieron este sábado en el acto de La Cámpora en Lanús, cerrado por el diputado y líder de ese espacio Máximo Kirchner. 

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS