22.8 C
Buenos Aires
HomeSociedadMás casos de Delta y freno al descenso de la curva: ¿es...

Más casos de Delta y freno al descenso de la curva: ¿es momento de decirle chau al barbijo?

Lautaro De Vedia, expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI) marca como “interesante planteo” el de cuestionar si es momento o no de decirle chau al barbijo al aire libre y en los recreos también en la ciudad de Buenos Aires.

Para ponerlo en cuestión, pide que la situación se piense como en una balanza, donde no siempre reina el equilibrio y hay que ir quitando o agregando flexibilizaciones.

“Llegando al 70% de la gente vacunada, como se había anunciado, en un buen ejercicio de las decisiones programadas, previsibles, creo que es buena idea. Ahora, coincido en que habiendo aumentado el promedio de casos en la semana pasada o habiéndose frenado el descenso… no sería descabellado tomarse unos días para ver cómo evoluciona todo esta semana”, apunta.

De Vedia pide “una semana de cautela”, ya que “se liberó el fútbol, los actos, los boliches, la circulación de gente”. Equilibrar las decisiones en la balanza pandémica para él hoy sería igual a “demorar un poquito” la despedida del barbijo.

Cabe recordar que las camas de terapia intensiva no están ni en amarillo, el índice de positividad es bajo y, algo que remarca puntualmente el experto, “Delta no está encaminada, al día de hoy, en ser predominante”.

Barbijo. Desde ahora ya no es obligatorio usarlo al aire libre. Foto: Luciano Thieberger

En esta nota, en este experto, surge indefectiblemente la cuestión de “la amenaza Delta”. Esa variante que pegó en el hemisferio norte, que está comenzando a pisar fuerte en Chile y que ya figura más en la escasa vigilancia genómica de Argentina. Según el Ministerio de Salud, el 24% de los nuevos casos en el país ahora corresponden a la variante originalmente surgida en India en diciembre de 2020.

Eleonora Cunto es jefa de Terapia del Hospital Muñiz y marca la nueva flexibilización porteña del tapabocas como “otra instancia de la pandemia que implica prueba y error“. Apunta como una ventaja que el hemisferio norte permita a este lado del mundo ver qué pasa cuando se decide tal cosa, a modo de aprendizaje para el hemisferio sur. Por eso, está a favor, hoy, de no usar el barbijo al aire libre.

“Hay baja circulación de coronavirus y no está mal no usar tapabocas al aire libre. No estoy hablando de áreas cerradas, como bares y restaurantes. Adentro hay que estar con el barbijo. Si no podés usarlo en interiores porque estás comiendo, tiene que haber ventilación. En un colegio, es importante también la distancia, dos metros o más en el aula. No podemos estar toda la vida con restricciones. Hay que hacer mediciones, hay que evaluar. Si vemos que hay un repique, se volverá atrás con esta medida”, sentencia.

¿Enfrentar una tercera ola sin barbijo?

Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez y asesor del Gobierno desde el día 1 de la pandemia, explica a Clarín el panorama actual de las variantes y opina sobre si este leve protagonismo de Delta en la última semana implica incurrir o no en un error al eliminar el tapabocas en espacios abiertos.

“La variante Gamma (ex Manaos) sigue siendo la predominante en Argentina. Hubo un descenso significativo de Lambda (o Andina) y no hay impacto de la variante Mu (descubierta en Colombia). Pero Delta es ya la variante Nº 2 en nuestro país“, arranca López.

Entonces, ¿la tercera ola, que parecía no armarse en la curva, vuelve a ser visible a futuro? Si sucede, nos encontraría sin barbijo al aire libre.

“Si bien el descenso de casos positivos esta semana se amesetó, hay que tener una idea más general de la magnitud de cómo van bajando. Hace un mes, el 18 de septiembre, había 2.193 casos. Y ayer hubo 1.027. Hay una baja de más del 50%. La variante Delta ‘aparecía’, en la semana del 13 de septiembre, en un 13% y ahora está entre el 23% y 24%. Pero esto es proporción: cómo subió la Delta en comparación con las otras variantes. Hay que esperar. Hay que estar muy atento a todo octubre y hasta mediados de noviembre, para ver si Delta sigue subiendo”, marca.

López está de acuerdo con flexibilizar el uso de barbijo al aire libre y en los recreos, pero remarca que las precauciones de tapabocas en lugares cerrados y la distancia social deben seguir firmes como el primer día. “Ya el uso de barbijo en lugares abiertos no se está dando. Mirá las canchas de fútbol. Haya o no flexibilizaciones nuevas, la gente ya decidió sobre el tapabocas“.

El infectólogo sale del uso de tapabocas y va a lo más macro de la pandemia para evaluar este nuevo permitido que nos adentraría practicamente en un 100% en la nueva normalidad. Esa que se ve hoy en Estados Unidos, Europa e Israel en cuanto a caras desnudas.

Dice que el 12% de la población argentina ya tuvo Covid -“una cifra bastante alta”-, que a ese número hay que sumarle a las personas asintomáticas que cursaron la enfermedad sin ser registradas, más las que completaron su esquema de vacunación.

“Es evidente que las variantes que por ahora están circulando encuentran a mucha gente que tuvo la enfermedad o está protegida. Obviamente esto desacelera el número de casos. Además, como ejemplo, si bien está impactando en Chile, por la importante vacunación en ese país Delta no está subiendo la cantidad de casos. Siempre hay que ser muy cautos a la hora de tomar medidas. La pandemia no terminó”, cierra.

AS

TEMAS QUE APARECEN EN ESTA NOTA

Mas noticias
NOTICIAS RELACIONADAS