Se realizó la 47ª Asamblea Anual de Delegados de FOECYT La Plata

En Mar del Plata, con la participación de representantes desde Monte Grande hasta Necochea

Se trataron termas gremiales, políticos y referidos a la situación de la empresa, cuya reestatización definitiva fue el pedido central. Pero también se repasó la situación de nuevas viviendas que se sumarán a las construidas en Balcarce

Como cada año, el Hotel Rivera de Mar del Plata fue sede de la Asamblea General Ordinaria de la Federación de Obreros y Empleados de Correos y Telecomunicaciones (FOECyT) La Plata, en este caso, la edición 47ª. Allí se dieron cita delegados de toda la seccional, desde Esteban Echeverría hasta Tandil y Necochea.

En una intensa jornada de trabajo se trataron varios temas entre los que estuvieron desde los más cotidianos problemas a los que se enfrentan los carteros, hasta la situación de la empresa Correo Oficial de la República Argentina Sociedad Anónima (CORASA). La Asamblea estuvo presidida por Omar Sans, secretario general de la entidad.

En un año electoral, no podía estar ausente el componente político y, pese a que el objetivo era que en la asamblea sólo se trataran temas gremiales, la discusión política se coló muy tempranamente. El delegado regional del ministerio de Trabajo, José “Pepe” San Martín, saludó a la Asamblea, instó a seguir trabajando y se despidió llamando a votar Cristina Presidente, Scioli Gobernador. Enseguida, Sans aclaró ante los delegados que ese llamado del funcionario “no estuvo preparado” y que no se quiso “herir la susceptibilidad de nadie”. FOECYT ya había apoyado públicamente la gestión de la presidenta a través de un comunicado oficial emitido tras el congreso realizado el mes pasado en Paraná. Es que lo que está en juego es nada menos que la reestatización definitiva del Correo, una “batalla pacífica” definitiva por la que los trabajadores vienen pugnando prácticamente desde que se privatizó, allá por los ’90. El respaldo de la entidad gremial al Gobierno es central, porque para lograr ese objetivo dependen de la decisión política y, en definitiva, lo que se busca es privilegiar la situación de los trabajadores siempre.

En este aspecto, hay muchas inquietudes que plantearon los delegados en sus ponencias que podrían resolverse reviendo cuestiones de convenio. Pero ocurre que artículos referidos a la carrera administrativa, régimen disciplinario, de licencias, entre muchos otros, están supeditados al aspecto salarial. En otras palabras, primero se debe acordar lo salarial y luego avanzar en otras cuestiones. Al menos así lo entiende el directorio, cuyo presidente, Néstor Di Pierro fue electo intendente de Comodoro Rivadavia lo cual complica aún más las negociaciones, pues el funcionario está abocado a armar su futuro gobierno.

Pero cuando se resuelva lo que tiene que ver con lo económico se podrá discutir, por ejemplo, el tema de una de las ponencias, el fallo de caja. El tema es sencillo, cada vez son más las cosas que se pagan en las oficinas del Correo Argentino y por lo tanto hay más margen de error humano. Otro tema planteado en ponencias, que se dio tanto en Guernica/Longchamps como en Monte Grande tiene que ver con la necesidad de tomar más trabajadores, a lo cual hay que sumarle que en muchos lados el transporte está tercerizado en una situación que no es del todo clara, lo cual también traba la incorporación de personal.

Si bien esos fueron los principales temas tratados durante la jornada (que se extendió durante casi diez horas de debate), también se informó sobre la marcha de la creación de la seccional Mar del Plata, para lo cual se modificó el estatuto del sindicato en una asamblea extraordinaria el año pasado. Se habló asimismo de las más de ochenta viviendas que se contruyeron en Balcarce, a las que se le sumarán 47 más, para lo que ya se empezó con la limpieza de terrenos. Por último, cabe mencionar que se aprobaron en general y en particular la memoria y el balance, en ambos casos, por unanimidad.

Bianchi

Sorpresivamente, se planteó sobre tablas que el salón auditorio recientemente inaugurado en la sede del sindicato lleve el nombre de Luis Bianchi. La iniciativa se aprobó por unanimidad en un clima de hondísima emoción, en el que varios participantes de la asamblea se quebraron hasta las lágrimas. Es que Bianchi fue un compañero querido y recordado que, más allá de sus méritos en el sindicato (prácticamente resucitó el hotel Malvinas Argentinas, que la entidad tiene en Mar del Plata), quedó en la memoria de todos por su hombría de bien y una muerte injusta y temprana.