Hubo un mega operativo policial
Astilleros en crisis, reclamó en pleno centro platense

Nuevamente los trabajadores de Astilleros Río Santiago protestaron ante la falta de presupuesto y  la paralización de la producción. El corte se realizó en 7 y 50 y le propusieron a Vidal realizar parte de la obra pública postergada.

Francisco “Pancho” Banegas, secretario general ATE Ensenada, nos cuenta: “Nuestra situación es muy complicada debido a la decisión política de la gobernadora de ahogar financieramente a nuestra empresa, no girando los recursos que están contemplados en el presupuesto de la provincia de Buenos Aires, paralizando las obras… tenemos dos buques en construcción, lanchas de instrucción para la armada, trabajos completos por realizar”

“Lamentablemente estamos padeciendo esta decisión política que no es nueva, este gobierno ya lleva dos años y medio y no pudimos conseguir un nuevo contrato ni destrabar las financiaciones a través de la carta de créditos del Banco Provincia. Todo esto genera mucha incertidumbre y además persecución, ya que hay una denuncia penal contra uno de los compañeros de la junta interna”, dice.

A causa de algunos despidos y el cambio de autoridades, los astilleros temen por sus puestos de trabajo. También es una preocupación el acuerdo con el FMI que firmó el gobierno nacional ya que creen que esto provocará un gran ajuste en las provincias.

“El presupuesto que maneja el astillero es de 3500 millones de pesos anuales entre sueldos y obras. Para la gobernadora esta cifra es alta, pero no están teniendo una mirada estratégica, hace 65 años que construimos buques en defensa de la soberanía nacional”, comenta Banegas.

Y agrega: “Hoy todos nuestros productos son trasladados con fletes, y el país estaría perdiendo 7 mil millones de dólares al año, hay que sumarle que el transporte por agua es mucho más barato, ahí estaría el beneficio. Además construir para la defensa, en lo que es la armada, se están comprando buques afuera, a Israel se le compraron 5 lanchas por 50 millones de dólares, mientras que en el Astillero con esa cifra se hacían 20”.

Hace meses que Astilleros de Ensenada se encuentra paralizado por “falta de financiación y de recursos”. Por eso, desde los sindicatos como ATE se reclama una respuesta y también frente a designación de contratos futuros para la empresa estatal, lo que daría un poco de alivio.

“Hay 3309 familias comprometidas, hablamos de Berisso, Ensenada y La Plata. Creo que no nos perdonan que no permitimos la privatización. Seguimos luchando porque necesitamos leyes nacionales que reactiven las marinas mercantes, la industria naval y que se deje de comprar buques usados afuera porque eso va en contra de nuestros intereses como país”, agrega el Secretario.

“Satsaid se solidariza y acompaña, ya que este gobierno está destruyendo la mano de obra nacional que tanto nos ha costado, hoy se pone en peligro muchos puestos de trabajos, es una lucha de todos”, expresó Dario Micheletti, secretario general de Satsaid La Plata.

 

Mega operativo de Vidal

Para evitar que la protesta desde 7 y 50 llegara al a gobernación, según fuentes del ministerio de Seguridad, en el operativo de prevención participaron 45 integrantes del Grupo UTOI, cuatro Grupos de Infantería, tres grupos de caballería, ocho jefes de policía, 16 oficiales y ocho efectivos de servicio externo de comisarías de la ciudad de La Plata. También participaron 16 integrantes del Grupo GAD.

Además, el operativo de prevención contó con un camión para traslado de detenidos, 10 motos de prevención motorizada bitripulada (con doble acompañante), seis motos, tres móviles con dotación y un autobomba siniestral.

En la zona de la casa de gobierno y la legislatura el operativo contó con siete grupos de infantería, 40 policías locales, 18 jefes de policía, 18 efectivos de servicio externo, 36 oficiales. Además, participaron 20 efectivos de la DDI y 18 efectivos de la Superintendencia de Inteligencia Criminal.

También, contaron con un camión de traslado de detenidos, 20 equipos de comunicación para mantener el contacto permanente con varios puntos a la vez y 10 motos bitripuladas (con doble acompañante).

El vallado y el operativo impidieron que los trabajadores se acerquen a la Casa de Gobierno, por lo que el centro de la protesta quedó en la esquina de 7 y 50.