Se tuvo que ir
Vidal escrachada en Ituzaingó

Mientras Mauricio Macri iniciaba su campaña de despedida con un acto importante en Barrancas de Belgrano, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, decidió ir por su cuenta y realizar un recorrido por Ituzaingó que finalizó con los insultos de varios vecinos.

Concentrada en fortalecer su base electoral en la provincia, Vidal fue al centro comercial de Ituizaingó para dialogar con vecinos y comerciantes. Sin embargo, a pesar del esfuerzo de la funcionaria para mostrar en sus redes el supuesto entusiasmo ante su llegada, se viralizó un video en el que se ve cómo al menos cinco personas la increpan mientras ella intenta subirse a su auto.

“Te tendría que dar vergüenza a vos estar por acá, ridícula”, se escucha que le gritan a Vidal en el video. «Le cagaste la vida a todo el mundo», le recriminan los vecinos mientras la siguen hasta que se sube al auto y se va. Voceros oficiales de la gobernadora denunciaron que los agitadores eran «fanáticos, no vecinos».

En los resultados de las PASO, María Eugenia Vidal perdió por más de un millón y medio de votos frente al ex ministro de Economía, Axel Kiciloff. El nivel de desempleo en la provincia -el más elevado en todo el país-, así como la caída de la actividad económica, el estancamiento del sector industrial y el enorme deterioro del poder adquisitivo, explican, en parte, el rechazo a la gestión de Vidal.

Desde el oficialismo provincial, sin embargo, se atribuyó la holgada diferencia de votos a la mala imagen de Mauricio Macri en el conurbano y a la línea discursiva de la campaña nacional. Por eso las campañas se dividieron y la de la provincia terminó autonomizándose de la nacional.

Así fue cómo Vidal, enfocada en cosechar más votos en la Primera Sección bonaerense, decidió separarse de la convocatoria del sábado del macrismo en Belgrano para visitar Ituzaingó.

Mientras a 25 kilómetros Macri preparaba el debut de las marchas del «Sí Se Puede», Vidal recorría el centro de Ituzaingó junto al concejal local Gastón Di Castelnuovo y el subsecretario de Asuntos Municipales, Alex Campbell. Enfocada en mostrarse centrada en la campaña por el territorio bonaerense, Vidal debió abandonar el municipio en medio de una lluvia de insultos.