Exigen explicaciones sobre las obras hidráulicas en la provincia

Desde la defensoría del pueblo, encabezado por Guido Lorenzino, se reclamó al gobierno de María Eugenia Vidal que informe sobre las obras proyectadas con el objetivo de evitar inundaciones en distintos puntos del territorio, tal como lo anunció al declarar la emergencia hídrica en la Provincia.

Puntualmente, el pedido fue enviado al ministro de Infraestructura y Servicios Públicos, Roberto Gigante, con la intención de que brinde un detalle de cada uno de los trabajos y acciones a realizar tanto para prevenir estas situaciones como para garantizar el escurrimiento superficial de las aguas.

Dentro de este pedido, la Defensoría quiere saber cuáles son los municipios en los que se ejecutarán obras, una descripción de las mismas, el presupuesto y el plazo asignado y la fecha posible de inicio de cada una de ellas.

“Cuando declaró la emergencia hídrica, la Provincia prometió respuestas acordes y urgentes para enfrentar el drama que significan las inundaciones, por lo que queremos saber qué y cuándo hará las obras prometidas para evitar que estas situaciones sigan poniendo en jaque a los bonaerenses”, precisó Lorenzino.

Según la gobernadora hay 10 finalizadas y 14 en ejecución en el noroeste bonaerense. Se realizarían en el marco de la emergencia agropecuaria declarada en la región. Las obras incluyen 15 partidos y la inversión será de $3259 millones.

El noroeste bonaerense es una de las regiones más afectadas por las inundaciones en la pampa húmeda. Sólo para el sector agropecuario, las pérdidas en la provincia rondan entre 250 y 300 millones de dólares, si bien por la mayor producción en maíz y trigo a la provincia le estarán ingresando este año US$ 2000 millones más que el año pasado.

La inversión por todas esas obras, 41 de ellas hidráulicas, 6 de vialidad y 3 de viviendas (con la construcción de casas, por ejemplo, para 40 familias en Salto), y que incluyen 15 partidos, será de $ 3259 millones. De ese monto, $ 1806 millones los pone la provincia y el resto, $ 1453 millones, el gobierno nacional.

“La mitad de las obras ya empezaron o se terminaron, y las otras, de acá a fin de año van a empezar. Esta emergencia lo que suma es la posibilidad de que el gobierno de la provincia pueda hacer obras en menos tiempos burocráticos de lo que llevan las obras hidráulicas tradicionales y reasignar partidas presupuestarias para poner esto en prioridad”, dijo la mandataria.