Repudio social
Cambiemos: más genocidas en prisión domiciliaria que en cárcel común

La estadística de la Procuraduría de Crímenes contra la Humanidad detalla que 549 condenados se encuentran en arresto domiciliario mientras que 435 están recluidos en cárceles. Estas serían las modificaciones en la política de derechos humanos que se generó con la nueva gestión de gobierno.

De acuerdo con la investigación, de los condenados por crímenes de lesa humanidad durante la última dictadura cívico-militar sólo “435 están recluidos en cárceles del Servicio Penitenciario Federal (SPF) o provincial, mientras que 549 se encuentran en arresto domiciliario”. Además “hay un internado por fuera del SPF y otras 53 personas se encuentran en dependencias de las fuerzas armadas o de seguridad”.

El informe continúa describiendo que “a diciembre de 2017, son 1.305 los imputados libres y 1.038 los detenidos. Un total de 599 personas ha fallecido; 499, antes de ser sentenciadas, y 100, luego del dictado de su condena o absolución. Por último, existen 37 personas que se encuentran prófugas de la Justicia”.

A raíz de las movilizaciones en contra de la prisión domiciliaria en el Bosque Peralta Ramos de Mar del Plata al genocida Miguel Etchecolatz, los hijos e hijas de genocidas, sumados a la lucha, publicaron un manifiesto en el que declaran:

Hemos experienciado y atravesado miedos, traumas, silencios y dolores, síntomas más o menos evidentes que se entrelazaron con lo cotidiano.

Cada uno de nosotrxs forjó tempranamente la más propia historia y una subjetividad ética que nxs ha permitido, desde diversas acciones y posiciones, entramarnos en lo colectivo con ese sentimiento vital acerca del Otrx.

Eso nos hace armar esta acción colectiva, en nuestro fuero íntimo sabemos y sabemos muy bien de que se trata, desde lo más profundo, tal vez como nadie más. Ese es nuestro naciente rasgo distintivo: que sabemos desde las entrañas de quienes estamos hablando.

Miguel Etchecolatz estuvo a cargo de aproximadamente 21 centros clandestinos de detención, tiene 6 condenas por crímenes de lesa humanidad, incluidas cuatro cadenas perpetuas.