Autopista Azul – Monte: Nación avanza en un ambicioso plan

El último sábado, un auto descarriló a la altura del Km. 210 de la Ruta Nacional N° 3, en inmediaciones de Las Flores, dos dias atras, a pocos kilómetros de distancia, un camión Iveco y un automóvil Clio protagonizaron un choque frontal. En ambos casos no hubo que lamentar víctimas, pero no siempre es así: la semana anterior, la colisión de dos camiones en jurisdicción de Gorchs produjo la muerte de uno de los conductores, mientras que el otro sufrió heridas graves. Y, producto de un impacto entre una camioneta y un Scania en el partido de Azul, fallecieron cuatro pasajeros, dos de ellos menores de edad.

Las crónicas de los siniestros viales en los más de 200 kilómetros que unen las ciudades bonaerenses de Chillar, Azul, Cacharí, Las Flores, Gorchs y San Miguel del Monte se repiten mes a mes en los matutinos de la región. Por ese tramo de la Ruta Nacional N° 3, se estima que transitan 8 mil vehículos a diario, de los cuales 3 mil son camiones. Y, desde 2011 a la fecha se cuentan 150 víctimas fatales por accidentes y 400 siniestrados con heridas de diversa consideración.

La iniciativa se enmarca bajo un proyecto oficial de construcción de tres corredores en la provincia, que unan CABA y la región capital bonaerense con Olavarría, Tornquist – Bahía Blanca y Mar del Plata, generando nuevos tramos y produciendo mejoras que permitan unir trazados ya existentes. De este modo, se prevé que la nueva autopista se extienda desde Cañuelas hasta el cruce con la Ruta 226 en Azul. Desde allí hasta Dorrego, se proyecta una ruta segura, que incluye el repavimentado más la construcción de vías de escape.

El Proyecto Azul – Monte

Los planos de la autopista fueron presentados días atrás por el administrador general de Vialidad Nacional, Javier Iguacel, en el marco de un encuentro con el Intendente azuleño, Hernán Bertellys. El principal referente de los Autoconvocados, Juan Manuel Crocco, también participó de la reunión donde -por primera vez desde que lleva adelante el reclamo- pudo ver el trazado que se prevé realizar.

“Va a ser una obra monstruosa”, graficó Crocco, quien precisó que no se proyecta una autovía sino una autopista. “La diferencia es que si paras es porque vos querés. No hay cruces, no pasan por los cascos de las ciudades y se prevén tréboles para cada acceso”, detalló. Asimismo, anticipó que las autoridades se comprometieron a la reacomodación de la cabina de peaje para que no afecte a los vecinos de Azul que deben circular diariamente por el partido y a la realización de una colectora que iniciaría este año. Con respecto a particularidades del plano, relató que el nuevo trazado esquiva los cascos urbanos, para evitar accidentes frecuentes, y para esto se aprovecharán arterias ya abiertas y se expropiarán nuevos terrenos.

La promesa oficial augura que el proyecto se adjudicará a principios del año que viene y las tareas comenzarán en junio. Se calculan dos años para su finalización. Durante este plazo, habrá varios frentes de obra abiertos en forma simultánea y licitados por separado, para asegurar su evolución y evitar posibles parates generalizados ante eventuales medidas cautelares u otros conflictos.

Además, se confía en que el avance se garantice también desde la financiación, ya que el gobierno nacional apuesta a tomar créditos de Participación Público Privada, de modo que si las constructoras no se adecuan a los plazos, el gasto corre a su cuenta.