La Plata
Trabajadores movilizan por la disolución de la Unidad Ejecutora Provincial

A horas de finalizar el último día hábil del 2017, 270 trabajadores de la Unidad Ejecutora Provincial (UEP) no fueron informados por el gobierno bonaerense si continuarán trabajando la próxima semana.

La gestión comenzó a enviar correos electrónicos a 110 trabajadores informándoles que la Unidad Ejecutora Provincial quedaba disuelta y que, frente a esa situación, serían asignados a nuevas áreas de Gobierno.

En el mensaje los convocaron a una reunión individual en distintos días y horarios para esta semana a los fines de analizar su situación e informarles a dónde los redirigirán si es que “desean continuar siendo parte del plantel”. La situación desespera a los trabajadores porque entre los que aún no recibieron la notificación,  se encuentran profesionales que trabajan desde hace más de 20 años para el gobierno provincial.

Ante la incertidumbre,  el personal convocó a una manifestación para este martes en rechazo a la medida tomada por el gobierno de la provincia y para pedir la reincorporación de unos 200 trabajadores cesanteados.

La convocatoria se desarrolló esta mañana en las oficinas de 8 entre 46 y 47, para desplazarse luego hacia la Dirección General de Cultura y Educación (DGCyE) de 13 entre 56 y 57.

Los manifestantes detallaron que el “29 de diciembre, por resolución ministerial, se dictaminó la supresión de la UEP, que fue informada a las trabajadores a través de correos electrónicos junto con el cese de la actividad laboral”.

Desde ese día se profundizó el plan de lucha, comenzado hace unas tres semanas, con jornadas de protesta hasta horas de la noche y  que incluso continuaron durante la celebración de Año Nuevo “en forma pacífica”.

 

Cabe recordar que desde hace tres semanas los trabajadores de la UEP están en conflicto con las autoridades. Desde entonces vienen realizando asambleas, paros, cortes parciales en la puerta del edificio con radios abiertas y dialogando con todos los medios de comunicación posibles para informarle a la comunidad lo que está ocurriendo y denuncian un blindaje mediático que favorece a la gestión provincial. Fueron convocados en tres oportunidades a reunirse con representantes del Ejecutivo provincial pero todos los encuentros resultaron fallidos y no se llegó a buen puerto.