Amado Boudou, un nuevo actor en el escenario bonaerense.

Reunió a 80 intendentes y candidatos bonaerenses en un almuerzo en el ministerio de Economía. Estuvo acompañado de Julián Domínguez, Juan Manzur, Juan Manuel Abal Medina y Carlos Castagneto, entre otros.

(Edición 103, Agosto de 2011) CFK está decidida a reestructurar su relación con el peronismo bonaerense. El armador, en ese aspecto, había sido Néstor Kirchner, mientras Cristina se dedicaba puramente a la gestión. Con la inesperada muerte de su compañero, debió hacerse cargo ella de ese armado. Para eso avanzó sobre la confección de listas, ingirió directamente en la fórmula para la gobernación designando a Gabriel Mariotto para secundar a Scioli y su última movida fue mandar a dialogar con dirigentes bonaerenses a su candidato a vice, Amado Boudou.

El titular de la cartera de Economía convocó a un encuentro  con 80 intendentes y candidatos en el ministerio. Boudou estuvo acompañado por Julián Domínguez, Juan Manzur, Juan Manuel Abal Medina, Carlos Castagneto, y Diego Bossio, además de miembros de su equipo.

El ministro de Asuntos Agrarios, Julián Domínguez, es del riñón cristinista y por eso encabeza la nómina de postulantes a diputados nacionales por el FPV. Manzur, ministro de Salud, por su parte, viene de formar parte del éxito electoral de Tucumán. Otro cristinista puro es Juan Manuel Abal Medina, cuyo nombre suena para la jefatura de Gabinete para después del 10 de diciembre. El ascendente Diego Bossio, por su lado, viene sumando puntos desde la gestión al frente del ANSeS, donde sucedió a Boudou.

Castagneto, viceministro de Desarrollo Social, es el titular de Kolina (la agrupación de Alicia Kirchner) en provincia de Buenos Aires y había mostrado su simpatía con el titular de Economía en la interna por la candidatura de Jefe de Gobierno Porteño.

Los referentes bonaerenses fueron de las secciones Segunda, Cuarta, Quinta, Sexta y Séptima.

Empanadas y asado de por medio, el candidato a vicepresidente analizó el resultado de las primerias e instó a seguir esforzándose de cara a las generales de octubre. Felicitó a los dirigentes “por los óptimos resultados conseguidos en la provincia de Buenos Aires, tanto en las esferas nacionales, provinciales como en los escenarios locales”.

“Logramos un equilibrio entre los que tienen más experiencia y los más jóvenes bajo el concepto de reivindicar la política, algo que antes no se daba y que es parte del éxito del porcentaje cosechado en las primarias de agosto”, dijo el intendente de Bahía Blanca, Cristian Breitenstein.

En tanto, el jefe comunal de Arrecifes, Daniel Bolinaga, indicó en declaraciones periodísticas, que  es una gran chance para recuperar municipios perdidos e incluirlos en este proceso nacional y popular.

Al final del encuentro, varios intendentes se esforzaron por obtener la foto con Boudou. El sugestivo faltazo lo protagonizaron los intendentes del interior que responden al ministro Florencio Randazzo, Jorge Rodríguez Erneta, de Villa Gesell y Germán Cestona, de General Belgrano.