Ciudad caliente
Se levantó el paro de subtes

Como ya había anunciado el titular del sindicato de subterráneos y premetro, Roberto Pianelli, la medida seguiría adelante hasta que los trabajadores, acusados de resistencia a la autoridad y afectar el funcionamiento del servicio público, recuperaran su libertad. Y así fue, los 16 detenidos, entre ellos Néstor Segovia, secretario adjunto de la Asociación Gremial de Trabajadores del Subterráneo y Premetro (Agtsyp), fueron liberados.

Los hechos se iniciaron en la mañana de ayer en la estación Las Heras de la línea H, cuando efectivos policiales intentaron liberar las vías para el avance de los trenes. Un grupo de trabajadores se opuso y, tras un enfrentamiento, se produjo la detención de los metrodelegados, que fueron trasladados a la comisaría 30ª de Barracas. La reacción de la asociación sindical fue ampliar el paro, que hasta ese momento afectaba las líneas E, H y el premetro, a toda la red.

Tras permanecer unas horas en dependencias policiales, uno de los trabajadores, Carlos Toledo, fue liberado debido a que su delito no encuadraba en “resistencia a la autoridad”, como el resto de sus compañeros.

Según relataron, Toledo, que hasta el año pasado era delegado de los trabajadores en el gremio, fue detenido en la estación cabecera Once mientras filmaba la llegada de las fuerzas de seguridad.

Para reclamar la liberación de los detenidos, representantes de los gremios de camioneros, bancarios, ferroviarios, estatales y telefónicos, además de los del subterráneo, se apostaron frente a la comisaría 30 de Barracas, donde también acudieron representates de Madres de Plaza de Mayo, incluida su titular, Hebe de Bonafini.

El secretario general del gremio de los metrodelegados acusó al jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, como “el responsable de que el subte este parado”.

“Estuvimos 25 días pidiendo sentarnos a hablar, y a eso respondieron con 80 telegramas de suspensión”, dijo Pianelli desde uno de los portones traseros de la comisaría.

Los cargos que se les imputan a los quince trabajadores que permanecen detenidos son resistencia y atentado a la autoridad y por el artículo 69 del Código Contravencional, por afectar el funcionamiento de los servicios públicos.

Los 16 detenidos fueron, según se informó desde el gremio, “Néstor Segovia, Flavio Baygorria, Manuel Compañez, Ariel Dellatorre, Leguizamón, Daniel Romano, Cristian Landabur, Gutiérrez, Carlos Toledo, Hugo Giménez, Leonardo Giménez, Carlos Pena, Marcos Robledo, Federico Soria, Claudio Rosas y Noelia Rodas”.