¿Se baja el telón político?

Nació el 11 de Noviembre en San Justo. Es periodista, política, actriz, modelo y conductora televisiva Argentina, y el personaje del mes. El viernes 18 presentó su obra “Queridos amigos”  en el teatro “La Nona” de La Plata, y luego de la función se hizo un momento para hablar con La Provincia Hoy.

El teatro “La Nona” festejaba sus 20 años, el mismo mes que la ciudad de La Plata cumplía sus 129, y la invitada para la celebración fue Pinky. En la obra, una versión aumentada de la que se presenta en el Maipo, Pinky recorre su vida con anécdotas de sus amigos y conocidos. Entre el humor, el amor, y la nostalgia, se ven las facetas de una actriz memorable.

De su niñez, la anécdota más presente, fue la del día que conoció a Fangio. El barrio estaba dividido entre los que hinchaban por Gálvez, y los que simpatizaban con el “chueco”. Un día, el club del barrio (que todos los meses agasajaba a una figura importante) homenajeó a Fangio, y le padre la puso en aviso: “mañana viene ese que te gusta a vos, Fangio”. Ella no lo pudo creer, con sus 9 añitos caminó y pensó esperando el día. Esa tarde encontró un trébol de 4 hojas y lo guardó para, al día siguiente, regalárselo al “chueco”. “Señor Fangio, esto es para que le gane a todos” dijo Pinky, a lo que el campeón mundial agradeció pellizcándole los cachetes de forma amistosa. Los años pasaron y Fangio le ganó a todos “y yo creía que era por el trébol…” dice Pinky riéndose. Las vueltas de la vida los encuentran como amigos a los dos. Ya con la actriz consagrada, y con el automovilista multicampeón. Y Pinky siempre se resistió a preguntarle por aquel trébol. Un día la sobrina del chueco cruzó unas palabras con Pinky, “decile a tu tío que lo quiero mucho”; “mi tío la quiere mucho más”; “Pero yo lo quiero desde antes…” y le contó lo del trébol. Con aire de sorpresa la muchacha le dice: “¿ese trébol se lo regalaste vos?” . Pinky sintió una emoción enorme de que aún Fangio conservara el Trébol.

Anécdotas con Octavio Paz, Adolfo Bioy Casares, Mujica Lainez, de quienes leyó textos. Astor Piazzolla, Cantiflas, Raul Lavie, con quién estuvo casada y de quién dice: “demasiado que le reconocí los hijos” ante la risa de los espectadores que colmaban la sala. Luego se escuchó “Naranjo en flor” cantado por Raúl Lavie, en el que tocaban sus hijos Leonardo y Gastón.

Y finalizó con varias anécdotas de Borges. Vale la pena recordar la última. “Lo fui a ver a Borges, y me contó que el 30 de Octubre había estado en Miami en una fiesta de halloween,1 me dijo que alguién había venido gritando y diciendo ‘¿vio Borges que en la Argentina ganó Alfonsín?’ y Borges contestó ‘yo pensé: estoy en Miami, soy ciego, disfrazado de Lobo, y ganó un radical… esto debe ser una ficción’ Borges sabía que yo era radical…”

Su ideología política no quedó sólo en ideas. A partir de 1995, a través de su amistad con Rodolfo Terragno, entonces presidente de la Unión Cívica Radical, comenzó a participar en política. En 1999 se postuló por la Alianza como candidata a intendente del partido bonaerense de La Matanza; revirtiendo las lecturas iniciales de boca de urna, que la daban por ganadora, finalmente perdió la plaza a manos de Alberto Balestrini. Luego tuvo a su cargo la Secretaria de Promoción y Acción Social. Recuperó el Parque Sarmiento para el pueblo de la ciudad, mejoró todos los Parques con Polideportivos, creó la Guardería del Parque de la Ciudad y puso en funcionamiento la Fuente de Aguas Danzantes. Realizó el Campeonato de fútbol Intervillas.

 

La Provincia Hoy: ¿qué es lo mejor y lo peor que te dejó la política?

 

Pinky: Yo creo que lo que mejor me ha dejado, al igual que otros medios donde me he desempeñado es el contacto directo con la gente, eso es realmente bueno. Y cosas malas, las broncas que uno se agarra por impotencia.

Mientras fui Secretaria de Promoción Social del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires con Enrique Olivera, fue una felicidad porque pude hacer todo lo que quería, y hacer cosas que no se habían hecho en años, y años y años. Trabaje duro y recupere parque sarmiento, clausurado de muchos años, y muchas otras cosas. Abrí un geriátrico que desde el año ’82 estaba cerrado. Habían pasado casi 18 años. Espléndido además con habitaciones para matrimonios.

Después la experiencia en el congreso ha sido muy frustrante. Los 2 primeros años yo tomaba un taxi y me decían “va a la escribanía” y a mi me ponía… ¡azul! Pero tenían razón, era una escribanía. Porque tenía mayoría en las dos cámaras el gobierno ejecutivo y solamente se votaba lo que llegaba de casa de gobierno sin cambiarle una coma. Estos dos últimos años no nos ha ido mucho mejor, porque hemos sacado leyes que vetó la presidenta, como el 82 % móvil. El otro día pedimos una sesión expesial para discutir de subir el minimo no imponible a los trabajadores del impuesto a las ganancias ¡Ganancias! ¿qué diccionario usan? El trabajador produce salario no ganancia. La ganancia la da el capital. Entonces no nos dieron quórum. Yo di un discurso, porque estaba muy enojada.

 

LPH: ¿Va a continuar en política?

 

P: Depende de  Terragno, si el tiene algún impulso de hacer algo siempre lo voy a acompañar. Vos pensá que yo soy radical en el exilio, por el fraude que le hicieron en el radicalismo a Terragno, en el ’82 cuando le ganó a Moreau, sacó 2% después. Entonces me declaré en el exilio. Es mejor que acepte que si no es con Rodolfo no haga nada. Porque compartimos cosas que son irritantes para la mayoría de los políticos, un sentido de la honestidad inquebrantable, una prioridad que es el pueblo de mi patria. Yo juré, en la cámara, por mi patria y por mi pueblo.